La aventura del destructor José Luis Díez

27 octubre, 2007 en 1:33 pm | Publicado en Barcos, Batallas navales | 52 comentarios

Hace aproximadamente tres meses llegaron a mi poder dos fotos del destructor José Luis Díez, una de ellas estaba encabezada por la leyenda: J.L.Díez disfrazado como H.M.S. Grenville 1938. La otra fotografía era del mismo buque enarbolando pabellón británico. A partir de ahí comencé una búsqueda en internet a ver si encontraba algún tipo de información al respecto ya que este episodio de la Guerra Civil Española para mi era totalmente desconocido.

jose-luis-diez-disfrazado-como-el-hms-grenville-1938.gif

jose-luis-diez-disfrazado.jpg

Casualmente encontré en un foro dedicado a historia donde Hernan,(nick del autor), narra con todo lujo de detalles las vicisitudes del José Luis Díez. Aunque es largo vale la pena leerlo.

El destructor José Luis Díez

Al estallar la guerra en 1936 y tras el paseo de la flota republicana por el Cantábrico este mar cayó en manos de los insurrectos, quienes mediante una reducida fuerza, casi consiguieron embotellar a la Zona Norte republicana, instaurando una hegemonía que solo en muy corta medida pudieron comprometer las unidades contrarias. Entre los barcos republicanos actuantes en el Cantábrico obtuvo bien pronto una chocante celebridad el “José Luis Díez”, un destructor de factura relativamente moderna, llegado al golfo de Vizcaya en 1936 y atracado desde entonces en Santurtxi.

jose-luis-diez-ebbn.jpg

Destructor José Luis Díez

 

Acostumbrado a verlo atracado e inoperante en le muelle, los bilbaínos lo bautizaron con el sobrenombre de “Pepe el del Puerto”, contándose a propósito una serie de anécdotas hirientes. Se decía por ejemplo que una salva suya no destruyó al enemigo sino su propia chimenea, y aunque esto no se encuentra probado, si es cierto, en cambio que su defensa antiaérea redujo a un montón de chatarra, el 20 de abril de 1937, al caza del famoso piloto Felipe del Río, a quien se consideraba, por la serie de victorias que había cosechado como el “as de Euskadi”.
Los artilleros del destructor, confundieron el avión que tripulaba el aviador santanderino con un caza alemán, apuntándose el derribo, por lo demás el único de la historia del barco.
Los malos humores que había desatado el José Luis Díez a causa de su pasividad fueron motivos de un desagradable incidente pocas semanas antes de la muerte del piloto de caza, cuando los bous armados Bizkaya, Gipuzkoa, Nabarra y Donostia, que convoyaban hacia Bilbao al buque tramp Galdames, habilitado como correo, se enzarzaron en batalla con el crucero Canarias al que apoyaba el destructor Velasco. Los bous no consiguieron impedir la captura del Galdames, ya que fueron sometidos a un fuego atroz que provocó el hundimiento del Nabarra.
Mientras ocurría este combate el José Luis Díez estaba atracado como de costumbre aunque era urgido para ayudar a los bous. El destructor no zarpó.
Furioso por el drama que había pasado el Gobierno Autónomo vasco ordenó la requisa del destructor y el ingreso en prisión de los tripulantes, lo que tuvo lugar. Sin embargo las autoridades vascas a las que urgía la vuelta al servicio del José Luis Díez, estaban en condiciones de aportar los fogoneros y timoneles necesarios pero no una dotación completa de puente que conociese el manejo del buque. Por lo que todos los detenidos fueron sacados de la cárcel y reincorporados a sus puestos. También influyó la actitud del gobierno central, nada proclive a que un buque de guerra pasase al control de un gobierno autónomo.
Que la experiencia sufrida no iba a estimular la mortecina combatividad del Pepe del Puerto, se vio poco después y más concretamente cuando el destructor Císcar, que navegaba a 20 millas del cabo Machichaco, se topó de improviso con el crucero Almirante Cervera, que a 8.000 metros parecía en la posición ideal para situar sus proyectiles de 152mm sobre el destructor. La primera salva del crucero llegó corta con una dispersión entre proyectiles de 200 metros, pero en la dirección correcta. La segunda salva fue dos tiros cortos y uno largo, cayendo a 50 metros por estribor. Las salvas del crucero, a las que respondía el destructor con sus dos cañones de popa, continuaron a razón de una cada 10 segundos y siempre con el mismo resultado, dos cortos y un largo, mientras que la distancia aumentaba gracias a la mayor velocidad del Ciscar. De pronto a 15.000 metros los tripulantes del Ciscar advirtieron una columna de humo y creyeron que era el destructor Velasco, pero al poco identificaron al José Luis Díez, que fiel a su fama, cuando se apercibió de lo que ocurría viro hacia el noreste a toda máquina envuelto en nubes de humo negro. El Ciscar acabó por ponerse fuera de tiro de su perseguido gracias a que el crucero Almirante Cervera navegaba con siete calderas en lugar de las ocho de costumbre.

Al caer Bilbao en junio de 1937 los dos buques marcharon a Santander, en donde el ambiente no era alentador ya que Indalecio Prieto había nombrado comandante de marina a un antiguo capitán de fragata que era muy honrado pero era incapaz de desempeñar el mando que se le había confiado. El comandante decía “cuando me retiré un buen barco navegaba a 15 nudos. Ahora ustedes hablan de 35 nudos como si tal cosa. Me encuentro totalmente despistado“. En realidad la determinación de Prieto venía impuesta por la penuria de opciones, que se puso de relieve cuando se le dio el mando del José Luis Díez a un antiguo comandante del Císcar, famoso por sus borracheras, ya que aunque en el Estado Mayor se encontraban dos oficiales del Cuerpo General con conocimientos más que suficientes no se confiaba en ellos. Incluso se vio obligado a sustituir, con un teniente de navío ruso, a un comandante de submarino desertor. Por cierto que el primer día en el que salió al mar ese teniente le largó dos torpedos al crucero Almirante Cervera que no hicieron blanco.

En su nueva base el José Luis Díez continuaba con sus mismos hábitos. Cierta noche había zarpado de Santander con rumbo norte en línea de fila los dos destructores, cuando súbitamente a 3.000 metros avistaron al crucero Almirante Cervera con lo que quedó en buena posición par ser torpedeado por el José Luis Díez, al que no había visto, pero el destructor viró a estribor y desapareció en la oscuridad cobardemente desaprovechando la oportunidad que se le ofrecía.

La caída de Santander y el embotellamiento de lo que quedaba de la flota republicana en Gijón fueron dos acontecimientos de corte agorero.
En el puerto asturiano, desertado por los submarinos C-2 y C-4 que se habían marchado a Francia, continuaban el submarino C-6, el torpedero nº 3 y los destructores José Luis Díez y Císcar. La defensa antiaérea era ridícula y los aviones bombardeaban constantemente. Un día las baterías de acumuladores del C-6 quedaron destruidas con lo que el submarino ya no podía sumergirse. En otra ocasión, los tripulantes del José Luis Díez presa del pánico se escondieron en un refugio, siendo los hombres del Císcar los que tuvieron que servir la pieza abandonada.

El Musel era una especie de ratonera, capaz de afectar los nervios de los mas templados y no digamos de una tripulación como la del José Luis Díez, que hacía mas de un año que tenía como norma escurrir el bulto. Por eso cierta noche que los dos destructores habían salido a alta mar echando a pique dos pesqueros enemigos de cuyo cargamento de atún se apropiaron entre los puentes de mando se entabló este dialogo:

 

-Comandante del Díez a comandante del Císcar. Dadas la averías recibidas ayer y la seguridad de ser hundidos propongo irnos a Falmouth.
-Comandante del Císcar a comandante del Díez. Las ordenes son de volver a Gijón.
-En Gijón seremos hundidos.
-Pero habremos cumplido las ordenes recibidas.
-Me voy a Inglaterra.
-Buen viaje.

(El Císcar fue hundido por la aviación alemana en el Musel)

En Falmouth desertaron, entre otros, el comandante, el jefe de máquinas y el oficial de derrota. El José Luis Díez fue trasladado por Fernando Navarso al puerto francés de Le Havre y entregado allí a Juan Antonio Castro Izaguirre, un guipuzcoano recién habilitado de capitán de fragata y quien por curiosa paradoja, mandaba el Císcar en las dos ocasiones en que fue dejado solo frente al crucero Almirante Cervera. El José Luis Díez tenía varia averías, siendo la principal de ellas la que afectaba a la caldera número 1 que con sus tubos quemados y retorcidos era necesario reentubar. Eso suponía una seria y obligada obra, toda vez que se había perdido contacto con la zona que controlaba la República en la zona Norte. El barco no tenía mas remedio que contornear la península y buscar el Mediterráneo a través del estrecho de Gibraltar.

Intentos de soborno a Castro Izaguirre :

El nuevo comandante se trasladó a Barcelona donde el Ministro de Defensa le expuso su plan:

Usted no pasará el estrecho. Cuando se encuentre listo convoyando dos barcos que se hallan en Burdeos y en los que habrá armas municiones y hombres se dirigirá a Santoña, en cuyo penal hay 12.000 gudaris vascos que se levantarán en cuanto se oigan sus cañones. Con la ayuda de su destructor les será fácil dominar la guarnición de Santander y apoderarse de todos los vehículos disponibles y se dirigirán a Bilbao para tomarlo. Usted navegará hasta allí y bombardeara la ciudad si fuera necesario. En ese momento yo le enviaré la Aviación y habremos creado de nuevo el frente norte.

En su estancia en la capital catalana Castro recibió una carta del Almirante Moreno invitándole a pasar al otro bando. También fue abordado por una mujer joven que Castro cree que es Natalia Larios, esposa del duque de Montemauro, muerto a bordo del crucero Baleares, pero que según otras fuentes, se trataba de la bailarina italiana Mina.

Por toda respuesta Castro exige una cantidad determinada de dinero así como pasaporte para trasladarse a Argentina. Lo hizo no porque hubiese pensado desertar, sino porque confiaba a sus enemigos e impedía el que éstos, mediante el soborno tratasen de sabotear al destructor. La posibilidad del sabotaje no era descartable, ya que la propia tripulación española se encontraba descontenta de su situación. Por otra parte el jefe de la base de Le Havre era profranquista.

De Le Havre al Estrecho :

El 20 de agosto de 1938, tras el intencionado simulacro de deserción del fogonero José Sánchez y del preferente, José Seigido, que abandonaron el buque al grito de ¡No queremos ir a Rusia!, para hacer creer que ese era el rumbo del José Luis Díez el destructor zarpó con el pretexto de hacer unas pruebas (En las de mar, celebradas unos días antes había navegado a 35 nudos, pasando por estribor al trasatlántico Normandie y doblandole por la proa). Una vez en mar abierto se dio orden de poner rumbo Oeste.

El Jose Luis Díez se trasformó como un destructor inglés pintándose dos bandas negras en la chimenea trasera, mientras que en las amuras se le pinto el numeral D-19. Fueron izados un pabellón de comodoro y el de la Cruz de San Jorge.

En cuanto a la artillería el cañón de 76 mm, fue emplazado en la torre número 3 con la apariencia de ser uno de 120mm y se instalaron dos ametralladoras de 40mm que habían llegado a Le Havre en el doble fondo de unos camiones Otras dos ametralladoras de origen italiano ocuparon el puesto dejado por el cañón de 76mm y un nuevo puesto en la popa.
La navegación transcurrió con toda normalidad aunque procuraban alejarse de los mercantes. A primeras horas del 24 de agosto se celebro el encuentro con el buque nodriza Saturno que esperaba al destructor. No obstante por causa del tiempo las naves continuaron hasta cabo Cantín donde al día siguiente fondearon. Empezó el trasvase de combustible, tarea difícil puesto que el Saturno no era un petrolero sino un simple mercante al que se le había limpiado para la ocasión uno de sus tanques.

el-saturno-pasando-combustible-al-jl-diez.jpg

El Saturno trasvasando combustible al J.L. Díez

El bombeo se hizo bajo condiciones expectantes, tanto por problemas de orden técnico como por el de ser descubiertos por el enemigo. Los temores se confirmaron cuando avistaron un pesquero que fue a mirar que pasaba. El pesquero era el San Fernando con matrícula de Vigo. El destructor se acercó a 500 metros cuando el pesquero enarbolando la bandera bicolor fue sorprendido por el José Luis Díez que cambió la bandera inglesa por la tricolor. ¡No usen la radio y prepárense para abandonar el buque!

diez-pescadores.jpg

Pescadores capturados suben al destructor

En total 12 hombres fueron tomados a bordo y mientras el segundo del José Luis Díez se hallaba en el pesquero abriendo los grifos de fondo para hundir el pesquero apareció el pesquero Con que fue también apresado. Los dos pesqueros fueron hundidos por el Saturno con su proa pues tardaban mucho en hundirse.

Tras este incidente continuó la navegación para acercarse al estrecho de Gibraltar aproando hacia él. Su primer plan consistía en bombardear la refinería de Las Palmas y aprovechar que los barcos que custodiaban el estrecho irían a su búsqueda para tratar de franquearlo. Sin embargo por razones técnicas tuvo que abandonar este plan.

El 26 de agosto de 1938 el José Luis Díez se acerca envuelto por las sombras al estrecho. A las 22:35 se avista el cabo Espartel, navegando a 27 nudos no navegando a mes velocidad para no producir humo ya que por causa de un defecto de todos los destructores de su serie, los ventiladores no suministraban suficiente aire para la combustión a gran velocidad.

La batalla del Estrecho :

A las 00:45h se cruza con un trasatlántico al que escolta un cañonero con las luces apagadas. La unidad enemiga se sitúa a 200 metros y vira para ponerse en el mismo rumbo que el José Luis Díez y le dispara seis granadas trazadoras.

A las 01:16 a cinco millas y media de Tarifa el destructor avista al crucero Canarias a 4.000 metros por la amura de babor y con su mismo rumbo. Castro ordena abrir fuego contra el crucero pero un cascote de la segunda salva incendia una jarra de pólvora den la pieza número dos. Los 90 kgs que contenía explotan matando a todos los sirvientes menos al cabo del cañón que es arrojado al mar por la onda expansiva, siendo recogido por un mercante italiano. El hombre se identifica como pescador gibraltareño asegurando que su barca fue abordada y hundida. Los italianos le creen y lanzan una llamada de socorro en dirección a la colonia para que envíen alguien a por él. Esta llamada es interceptada por un buque franquista y se hace entregar al náufrago que será fusilado poco después en Cádiz.

Apenas disipado el fogonazo de la explosión en el puente del José Luis Díez se observa como un destructor enemigo trata de alcanzarles con sus cañones de popa. Las baterías de Ceuta disparan proyectiles iluminantes y el crucero Canarias sigue lanzando salvas de cuatro piezas cada 10 segundos. La situación a bordo es dramática. El machete de circuitos de fuego del cañón número 2 está fuera de uso por lo que se pasa a control manual.

El buque que navega a proa del José Luis Díez lanza al agua un flotador luminoso y vira a estribor. El José Luis Díez vira a estribor para escapar del haz luminoso pero en ese momento encaja un proyectil de 203mm a la altura de la pieza número 1, a babor, y casi en la línea de flotación. En pocos segundos el destructor pierde velocidad, se hunde de proa y cae a la vez de banda, mientras que, con la barra a estribor, describe un gran giro apuntando a Gibraltar, rumbo que prosigue mientras que el enemigo continúa hacia el Mediterráneo y el crucero Canarias continúa el fuego. posiblemente sobre uno de los cañoneros o minadores propios ,al que por inadvertencia debe tomar por el Díez.

canarias.jpg

Artillería principal del crucero Canarias

A bordo del destructor hay una vía de agua en el sollado, así como una serie de heridos entre los que figura el segundo comandante y el comisario político.

 

Gibraltar:

A las 03:15 el destructor gobernado con máquinas y timón pues no obedecen los mandos regulares entra en Gibraltar atracando en el muelle del Almirantazgo. Las averías son grandes ya que la explosión del proyectil puso en comunicación el tanque de petróleo número 1 con el mar y como las bombas de combustible estuvieron picando de ese tanque, a los mecheros les llegó el agua en vez de petróleo y se apagaron. El sollado de fogoneros fue destrozado pereciendo en él los 24 pescadores prisioneros, así como su guardia y un tripulante enfermo. Hay numerosos heridos entre ellos 17 de los 18 ocupantes del puente. Los fallecidos son metidos en hamacas cosidas y con un proyectil en los pies son llevados por un destructor inglés a alta mar, sepultándolos bajo las olas, cerca de Punta Europa entra las reglamentarias descargas de fusilería.

boquetegibraltar.jpg

Boquete del J.L. Díez en Gibraltar

Aunque sacar al José Luis Díez de Gibraltar donde es un huésped indeseado, parece tarea mas difícil que la de atravesar el estrecho, el gobierno republicano decide alistarlo dentro de los tiempos mínimos concedidos por la colonia. El ingeniero Lago, que ya se ocupó del destructor durante su estancia en Le Havre, llega a Gibraltar y se trae de Argel dos barcazas una enorme cadena de ancla y un puñado de obreros cargados con planchas y equipos de soldadura autónoma. Las barcazas son colocadas en los costados del destructor y luego hundidas. De esta manera la cadena en forma de ocho es pasada por debajo de la quilla y amarrada a las barcazas que son reflotadas, consiguiendo levantar al destructor, permitiendo así operar sobre la brecha cerrándola.

jldiez-cadenasgibraltar.jpg

Las cadenas con el que fue izado el destructor en Gibraltar

Mientras Lago continúa la reparación, Castro Izaguirre va a Barcelona para entrevistarse con el Jefe de Estado Mayor de la Escuadra Republicana, decidiéndose que ésta saldrá a recoger al destructor, al cabo de Palos cuando abandone Gibraltar. No obtiene pese a sus ruegos que dos destructores se acerquen a Punta Europa para librarle de los minadores que montan guardia.

Así la cosas, todo va quedando a punto y en su lugar. Incluso el combustible que los ingleses sólo autorizan el embarque de 100Tm, cantidad insuficiente para llegar a Almería, pero que gracias a una sonda preparada se convertirá en 320Tm.

Para el plan de salida, Castro decide navegar pegado a tierra ya que así piensa que la batería de Punta Carnero por miedo a hacer blanco sobre Gibraltar no abrirá fuego. Ha confeccionado dos granadas submarinas, amarradas a un flotador para evitar que un barco se ponga detrás atacándole con los cañones de proa. Otra precaución consiste en traer de Londres dos estaciones portátiles de radio para el caso de que el día que zarpe sea un día con niebla. En esa circunstancia el ingeniero Lago se situaría en lo alto de Punta Europa e informaría al puente del José Luis Díez de lo que viera.

El final.

El 30 de diciembre a la una en punto el José Luis Díez se hace a la mar con las luces apagadas. Cuando franquea el rompeolas dos bengalas son arrojadas desde el Peñón, mas concretamente del Club de Regatas, estallando en lo alto.
El destructor en zafarrancho de combate rebasa al buque de guerra francés Le Basque y se dirige pegado a tierra a Punta Europa, según el plan establecido. Un reflector de Punta Carnero le ilumina por completo. El José Luis Díez vira y el reflector ilumina por error al minador Vulcano, al tiempo que desde el destructor se descubre otro minador el Neptuno. Castro Izagurre toma la decisión de abrir fuego contra el Vulcano y abordar al Neptuno.

 

dd-jose-luis-diez.jpg

José Luis Díez y Vulcano

Las dos piezas de proa abren fuego a 1000 metros de distancia impactando con dos proyectiles. La distancia disminuye y el José Luis Díez vira a babor para pasar entre el minador Vulcano y tierra, pero no había espacio suficiente por lo que abordó al Vulcano por el medio del buque. Se continuaba haciendo fuego incluso con las ametralladoras de 40mm. El destructor continúa adelante abriéndole una brecha al Vulcano en el costado del ancla y arrancándole una barca salvavidas. El destructor continúa hacia el norte para protegerse de la batería de Punta Carnero y al virar al oeste recibe dos impactos de 88mm del minador Neptuno. Un impacto destruye la ametralladora del centro matando a sus sirvientes. El otro entró por la sala de máquinas cortando cinco tuberías de vapor. Castro Izaguirre decide varar el buque en la playa de los Catalanes. La varada fue tan suave que el segundo ni se dio cuenta.

jl-diez-catalanes.jpg

El José Luis Díez varado en la playa de los Catalanes.

El regreso del destructor a Gibraltar señala un endurecimiento de las autoridades británicas. El segundo gobernador, un general de brigada, sube a bordo a las 04:00 con una orden por escrito de arriar la bandera y ocupar el buque con una guardia armada. Los supervivientes son trasladados como prisioneros por dos remolcadores a la cárcel militar del Peñón, en la que se les deja sin cenar y se les da por camas unas colchonetas extendidas sobre el suelo. Los marineros acaban siendo repatriados, pero no sin que antes el superintendente de las barracas de detención ponga su firma al pie de un documento en el Castor Izaguirre declara que vuelve a España no libremente, sino como acatamiento ante la amenaza de emplear ya fuerza, ya que su deseo es volver pero con el buque.

diez-embarrancado.jpg

El J.L. Díez en Gibraltar

Epílogo


El 25 de enero de 1939 el destructor fue devuelto por los ingleses en Algeciras a la Escuadra española de la que hace ya mucho tiempo fue dado de baja por desguace. En cuanto a Castro Izaguirre, que al estallar la guerra estaba recién diplomado en la Escuela Naval, huyó a Francia. Luego durante la II Guerra Mundial combatió con una nave gaullista en el Pacífico. Por sus acciones consiguió condecoraciones y ascensos retirándose de la Armada francesa en vísperas de su ascenso a contralmirante ya que este empleo no lo podía alcanzar en razón de su origen extranjero. Castro Aguirre vivió una situación paradójica desde 1978 ya que no se le reconocían sus derechos como militar de la República porque no ha lugar ya que es francés.

 

 

 

 

El José Luis Díez pertenecía a los destructores clase Churruca:

Posiblemente la mejor clase de naves construidas en astilleros españoles fueron los destructores de la clase Churruca. Inspirados en la clase “Scott” de la Royal Navy, eran poderosas naves del tipo que los ingleses denominaban “Flotilla Leaders”- o “Cabeza de Flotilla”. Con bellas líneas clásicas del destructor inglés del periodo entre ambas guerras mundiales, excelente velocidad y poderoso armamento, estos destructores españoles no tenían nada que envidiarle los mejores del mundo.

Hasta 16 unidades en servicio en la Armada Española entre 1927 y 1957. Unas 1.600 tons de desplazamiento máximo, velocidad máxima 36 nudos. Tuvieron una actividad intensa, aunque al final de su vida operativa ya estaban totalmente superados.

Nombres de los buques construídos: Churruca, Alcalá Galiano (vendidos a la Argentina y renombrados como ARA Cervantes y ARA Juan de Garay), Sánchez Barcaiztegui, José Luis Díez, Almirante Ferrandiz, Lepanto, Churruca, Alcalá Galiano, Almirante Valdes, Almirante Antequera, Almirante Miranda, Ciscar, Escaño, Gravina, Jorge Juan y Ulloa.

Caracteristicas:

  • Astilleros: Sociedad Española de Construcción Naval, Cartagena
  • Buques gemelos, 2 series, 16 construídos ( 2 para Argentina)
  • Desplazamiento: 1536 a 1650 tons (normal), 2067 tons (plena carga)
  • Eslora: 101 m.
  • Manga: 9,6 m.
  • Calado: 3,3 m.
  • Propulsión: 2 turbinas Parsons. 4 turbinas tipo Yarrow. 42000 hp. 2 hélices
  • Velocidad: 36 nudos
  • Dotación: 160 hombres
  • Autonomía: 4500 millas náuticas a 14 nudos
  • Armamento: 5 x 120 mm L.45
  • 1 x A.A. de 76,2 mm
  • 4 ametralladoras
  • 6 tubos torpederos 530 mm ( 2 montajes triples)
  • 2 lanza cargas de profundidad

La última unidad fue retirada en 1970.

Fuentes: Hernan y Wikipedia.

 


 

 

 

Anuncios

52 comentarios »

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

  1. No sé si la habré cagado, pero escribí un artículo para la RGM sobre el incidente de la Batalla del Matxitxako, y las fuentes que consulté dicen que el JLD sí zarpó y, es mas, acabó desertando dirección Burdeos.

  2. soy hija de refujiada vasca de vizcaya el hermano de mi Madre fue tripulante de es destructor fué prisonero 2 anos en la carcel de Cadix era voluntario gudari de la marina pesquera. Estoy en Francia y toda la vida e oido ablar de ello. Tengo la foto con el abujero el que figura en este reportaje. Muchas gracias por aclararme con esos echos.

  3. Conviene recordar el merito que tuvieron la flta nacional ya que con apenas cuatro barcos -canarias, baleares, Almirante Cervera y otro que no recuedo ahora- vencieron a la escuadra republicanaqueefa

    • Hubo algunas ayudas más. La Armada no podía funcionar en bloque por falta de reservas de combustible suficientes para operar como hubiera sido preciso para hacer valer la superioridad. No se recibieron torpedos de repuesto, de forma que una vez cargados todos los tubos de los buques, había para unos cinco lanzamientos simultáneos lo que obligó a administrar su uso. No hubo oficiales suficientes tras la sedición de buena parte del Cuerpo General en lo que sin duda es una vergüenza nacional. Los buques capturados en Ferroll que estaban en astillero se pudieron poner en servicio gracias a la inestimable «ayuda» de la Kriesgsmarine sin la cual las cosas hubieran sido muy distintas. Los buques alemanes e italianos, y no sólo, entraban a placer en aguas españolas, fueron juez y parte en la No Intrevención y alertaban de los movimientos de la Armada a los facciosos. Y un dato muy importante. La RE intentó cumplir a rajatabla la legislación internacional y eso le llevó a no romper el fuego contra el tráfico de terceros países hacia los puertos ocupados por los facciosos. Un error fatal. Y luego estuvo el absurdo de que las tropas italianas y sus suministros llegaban bajo escolta de la Regia Armata y ¡no se les podía disparar! Lo sorprendente era que la cosa aguantase tanto. Hubo más errores, claro. Nunca se debieron disolver los Comites de Buque, pero en fín, ustedes sigan con sus fantasías.

  4. Para saber más sobre el crucero CANARIAS, consultar la web http://www.escoben.tk.

  5. Hola, me llamo Juan, soy gallego, os relato un resumen de lo que me contó mi tío abuelo, que estaba embarcado en el Vulcano el día que Pepe el del Puerto zarpó de Gibraltar y se encontró con ellos; por adelantado os pido disculpas por el tono poco “histórico” de los comentarios pues son los de un simple marinero. Mi tio abuelo me lo contó hace más de veinte años por lo que sólo recuerdo aquellas cosas que más me llamaron la atención:
    El Vulcano estaba esperando desde hacía días la salida del JLD del puerto de Gibraltar. Un día recibieron aviso de que iba a zarpar, “los espías”, decía él. En el momento que el JLD zarpó el Vulcano se preparó para recibirlo. Pero en el momento en que estaban a tiro, en el Vulcano se quedaron sin energía. (“los espías” me dijo). En un momento en que los barcos estaban ya muy cerca el uno del otro, uno de ellos disparó (no recuerdo cual) pero el proyectil barrió la cubierta del otro sin explosionar. Los barcos llegaron a acercarse tanto que se empezaron a disparar con las armas de mano e incluso los que no iban armados empezaron a lanzarse objetos y a insultarse. Este es el motivo por el que recuerdo la historia, por lo visto mi tío, preso de la excitacion les lanzó sus botas y les llamó a los del JLD “hijos de puta, fascistas de mierda” y acabó descalzo y preso, claro. Su explicación es que el era un hombre de bien y conocía pocos insultos y uno de los que conocía era ese.
    Mi tío se llamaba José Pérez Lijó. Tenía muchas papeletas para pasarlo mal en el bando nacional porque su hermano, que era capitán de pesca, se había escapado a Francia al mando de un pesquero vasco. Este era mi abuelo.

  6. Disculpe mi castellano pero soy frances.
    Mi padre era el comisario del Jose Luis Diez y a escrito su historia con muchas fotos en la cual retrata el combate del estrecho y el articulo de Hernan me parece muy bien documentado.

    • Hola B Simo
      Creo que mi tio era tripulante del Jose Luis Diez,se llamaba Pedro Campillo,lo mataron en la guerra y su familia nunca supo mas de él.Me dijeron que había estado encarcelado en monteolivete en Valencia,supongo que después de ser tripulante en el destructor y nada mas acabar la guerra desapareció y oyeron que lo habían fusilado.
      Sería tan amable de decirme dónde puedo tener informacion de esa historia que su padre escribió.
      Muy,muy agradecido
      Bernie Meroño
      Escribiendo desde Estados Unidos

    • Me interesa muchísimo esa narración que comentas de tu padre. Es accesible? He realizado una investigación sobre la odisea del JLD, y sigo en ellos al pasar de los años, y se publicó en su momento en la revista Almoraima. Os dejo el enlace http://212.170.242.245/IECG/doc/revistas/Almoraima%2029-Articulo%2036.pdf

    • Bonsoir M. Simó, cela fait très longtemps que vous avez écrit ce commentaire mais je viens de le découvrir ce soir. J’ai moi-même écrit un livre sur l’exil des marins républicains et je possède quelques documents des Archives de Tunisie sur le “séjour” de votre père dans ce pays avant de partir en France, pour Toulouse, je crois. J’aimerais vous contacter pour vous les envoyer.
      victoriafernandezdiaz@gmail.com

  7. JOSE LUIS DIEZ son marinos peruanos homónimos a éstos españoles.

    Zarparemos así sea como balseritos cubanos….

    JA, JA, JA,

  8. hola,
    me gustaría contactar con los que dicen que tenian familiares en el JLD.. yo, creo que también tenia. Gracias!

    • ¿Hay algun registro de los tripulantes del JLD?¿Qué pasó con ellos?
      bmerono@yahoo.es

  9. Soy nieto del patron de pesca del pesquero San Fausto(erróneo San Fernando);Sabía de la muerte de mi abuelo contada por mi madre.Quería añadir que el San Fausto y el Con eran unos barcos de madera de unos 30 metros de eslora que se dedicaban en aguas de Marruecos a la modalidad de pesca de “Pareja”.Sus indefensos tripulantes fueron hechos prisioneros y encerrados en el sollado de fogoneros del Jose Luis Diaz precisamente donde impactó el proyectil lanzado por el Canarias.De los 24 tripulantes de los dos pesqueros no quedó ni sus cuerpos, dandose por desaparecidos.Tengo 64 años y hoy no paro de llorar al ver las fotos de parte de los pescadores subiendo al barco que los hizo prisioneros y la del impacto del proyectil.Solo quiero un respecto a todas esas muertes inocentes de aquella epoca tragica y que nunca mas ocurra.

  10. MI PADRE CAPITAN ESTEBAN HERNANDORENA ERA OFICIL DE DERROTA DEL JOSE LUIS DIEZ. TAMBIEN TENGO UNA FOTO DE DICHO BARCO CON EL AGUJERO, PERO NO VEO NADA ESCRITO SOBRE MI PADRE – NACIDO EN PORTUGALETE.
    ME GUSTARIA SABER MAS SOBRE LA HISTORIA DEL JOSE LUIS DIEZ
    GRACIAS
    R. HERNANDORENA

    • Hola Rosario, gracias por dejar tu comentario. Puedes encontrar algo referente a tu padre en este libro: El destructor José Luis Díez: “Pepe de los Muelles” (1927-1965) Autor: José Manuel Solloso García .Cartagena histórica, ISSN 1696-991X, Nº. 18, 2007
      Saludos
      Jose

    • Efectivamente, Rosario, tu padre, capitán de corbeta de la Reserva naval era oficial de derrota en el José Luís Díez en los dos intentos de pasar el estrecho de Gibraltar. Luego, según creo, tu padre vivió muchas “aventuras” dignas de una novela. Me gustaría contactar contigo para confirmar o ampliar su largo recorrido. Gracias.
      victoriafernandezdiaz@gmail.com

  11. Mi abuelo era teniente maquinista del José Luis Diez y escribió un libro sobre su odisea. Libro del que debió hacer varias copias y una se la mandó a un señor que al cabo de los años publicó ese libro con el nombre de “La odisea del José Luis Diez” (en el manuscrito que yo tengo mi abuelo lo titulaba “Al margen de la victoria”)Este señor -Manuel Martínez Pastor- acompaña el libro con numerosas fotos y los nombres de toda la tripulación.

    • HOLA.
      En mis manos tambien cayeron esas memorias, que no son todas las que escribio en su libro Manuel Pastor, como en sus memorias son anonimas y usted no da el nombre de su abuelo, solo le dire que su abuelo era Antonio y tras la guerra fue condenado en Cartagena en juicio militar a 12 años de carcel. Una de las cosas que omite Manuel Pastor es que su hermano iba en el Baleares. Y que estando en Francia le paso por la cabeza marchar a la parte nacional donde estaban sus padres o continuar como lo hizo para estar con su mujer y su hija en Cartagena(esto no lo cuenta en su libro).
      Las memorias las tanía un señor cuyo familiar era tripulante del J.L.D.y que fue fusilado, este señor hizo dos copias que yo sepa una me las entrego a mi y otra a Manuel Pastor.

    • Hola Isabel,dices que este libro es acompañado con nombres de la tripulación.Ma gustaría saber si Pedro Campillo está en él.

  12. Mi padre , en esas fechas, servía en el Vulcano como artillero.
    Me contó lo de las bengalas en el momento que salia el J.L.Diez de Gibraltar y que repartieron anis a casi todos en el Vulcano , menos a los artilleros.
    Tambien me contó el momento del abordaje y que el J.L. Diez Disparó un torpedo que pasó por “encima” del Vulcano.
    Recuerdo ver en casa, un menu del Vulvano con un epigrafe curioso.

    Un fuerte y cariñoso abrazo para las familias de los tripulantes del J.L. Diez , las de los pecadores y las del Vulcano

  13. Isabel:¿Tu abuelo se llamaba Antonio Aguilar García? porque el libro titulado “La odisea del José Luis Díez”, de Manuel Martínez Pastor y otros dos autores dicen que es una elaboración sobre un relato de D. Antonio Aguilar García,aunque luego en el prólogo elucubran sobre el anonimato del autor y las razones por las que permaneció inédito hasta el 2001.

    ´Soy historiador, he seguido con atención toda la bibliografía sobre este episodio y me he interesado especialmente por el tema de los 24 pescadores gallegos desaparecidos por el tremendo impacto del Canarias en el sollado de fogoneros, donde los habían concentrado después de recogerlos antes de la travesía del Estrecho y hundido sus barcos.

    La documentación al respecto, todavía inédita, fue posible recopilarla por el enorme interés de Gaspar Santos Pereira, nieto de Enrique Pereira, patrón de pesca del San Fausto, uno de los pesqueros hundidos.

    Este tema ha sido recientemente el de la conferencia inaugural de las Jornadas de Historia del Campo de Gibraltar, que yo mismo he pronunciado. He estado y estoy en contacto con familiares de estos pescadores y tengo numerosa documentación al respecto. Si alguien está interesado en ello o pueden aposrtar nuevos datos pueden contactar conmigo, que gustosamenbte les informaré de lo que pueda.

    El relato de Antonio Aguilar me ha parecido muy ecuánime. También estaría interesado en conocer el libro de Bernardo Simó, el comisario del José Luis Díez, cuyo hijo ha hecho también un comentario aquí. Gracias.

    • Buenos días José, yo soy nieto del Cmte. de Máquinas que intentó hacerse con el destructor y estoy interesado en saber si Vd. tiene conocimiento del joven mecánico que lo reconoció. Mi abuelo estuvo 30 días arrestado en Francia por la denuncia que interpuso el Cmte. del JL.Diez. Estoy tratando de poner cara a todos los personajes de esta interesante historia. Saludos, espero respuesta.

  14. soy familiar de los marineros desaparecidos en el pesquero CON me gustaria saber del libro que cuenta la historia y que fue publicado en 2001.Mi padre quedo huerfano con 7 años y contaba que los marineros eran inocentes y nadie se ocupo de sus familias me gustaria como nieta de uno de los marineros conocer la verdad y que estas injusticias nunca volviesen a pasar.

    • Hola María Dolores, sólo quería aportar una pequeña anécdota con mucho cariño: conocí a un marino que estaba en el José Luís Díez. Me contó que efectivamente hundieron los barcos de pesca e hicieron subir a los pescadores para que no les delataran. Estaban juntos, efectivamente, en el sollado donde impactó el proyectil del Canarias y este hombre recordaba con tristeza que uno de ellos llevaba un caballito de juguete para su hijo. Un abrazo.

  15. Entrando en TRAGEDIA GALLEGA EN GIBRALTAR se puede ver lo último publicado sobre los pesqueros S.Fausto y Con .Me gustaria contactar
    con familiares de estos pescadores .
    Un saludo Gaspar E.

  16. Un tio de mi mujer era miembro de la tripulación del J.L.D. en diciembre de 1938. Y se encuentra entre los fallecidos. Se llamaba Joaquin Andreu Aymerich. Al final pongo el enlace a una interesante conferencia sobre los hechos, pronunciada por el director del archivo de Gibraltar.
    http://www.ciere.org/CUADERNOS/art%2062/Art.%203.htm

  17. Hola y un cariñoso recuerdo a todos los participantes en los hechos que se desarrollaron hace 75 años. Mi padre estaba en el minador “Vulcano” como habilitado, y según me contó unas cuantas veces, fue el Vulcano el buque que combatió con el destructor “J.L. Diez” en aguas del Estrecho. Corroboro además la historia del torpedo: llegaron a estar tan cerca los buques combatientes que un torpedo del destructor pasó “por encima” del minador.
    Finalmente el J.L. Diez, perdedor del combate, decidió varar en Gibraltar y escapar así de mayores daños.
    Y me parece que fue así la historia.

  18. Excelente trabajo sobre el José Luis Diez.

  19. Como ya he comentado anteriormente se trata de un trabajo apreciable, no obstante y según información de la que dispongo de absoluta fiabilidad hay algunos puntos al menos inexactos, por ejemplo y entre otros :

    -No hay datos concretos y contrastables de que fuera la ametralladora del Diez la que derribó a Felipe del Rio. Si es cierto el disparo a la chimenea.

    -La muerte de un cabo de la tripulación se derivó por una maniobra equivocada en la carga del antiaéreo.

    -El Comandante del Diez era Carlos Moya Blanco, Alférez de Navío e Ingeniero Naval de reconocido prestigio.

    -El problema del humo no era consecuencia de la falta o escasez de tiro forzado de la chimenea, fue consecuencia de un sabotaje llevado a cabo por el jefe de maquinas con la ayuda de una lima, sobre los engranajes de una turbina, después desertó.

    -En el combate de cabo Machichaco el Diez estaba en Santander navegando, no en Santurce.

    -Su comportamiento en el combate del Estrecho fue más que ejemplar por no decir heroico.

    Saludos.

  20. El Capitán Maquinista José Fernandez Diaz era el.Jefe de Máquinas del destructor José Luis Diez.

    Desertó en Burdeos en 1938,Absuelto en Consejo de Guerra, siguió carrera hasta el grado de Coronel.

    Publicación de Celestino Onaindia en el Diario Avante dedicada a los marinos del José Luis Diez :

    A la dotación de máquinas del glorioso destructor
    “JOSÉ LUIS DIEZ”
    Simbolizada en su jefe, ALFONSO GARCÍA MARTINEZ

    Zumbidos que ensordecen las cámaras de acero,
    donde la maquinaria trepida si cesar…
    Calores que derriten músculos poderosos
    mientras las lanzaderas repiten su tic, tac.

    Titanes que acarician con mano enfebrecida
    volantes y palancas de mágico poder…
    siendo alma en las entrañas, donde fraguan la vida
    con el fuego y el hierro y el humano saber.

    Superan sus esfuerzos en mil actividades
    en su infierno flotante, con celo sin igual.
    !Seres incomprendidos forjan velocidades
    que son arma y escudo en táctica naval!

    Cuarenta mil caballos de fuerza propulsora
    le dan su poderío de galgo de la mar;
    cuarenta mil caballos, que , al par de producirlos,
    con precisión serena tienen que dominar.

    Dependiendo en gran parte de los seres que animan
    en los antros profundos la presión del vapor…
    !De los hombres, la vida, la eficacia del mando;
    de las armas, el triunfo; de la Patria ,el Honor.

    Héroes desconocidos, de vidas deslucidas,
    de almas fortalecidas ,templadas al dolor;
    de vidas silenciadas, con las sienes ungidas
    por las cavilaciones y el copioso sudor.

    En vigilia, sus cuerpos; los sentidos, despiertos,
    en continua escrutinio, con el alma en tensión,
    van clavando sus ojos en sensibles agujas
    que acusan misteriosas cifras de relación.

    Está en la maquinaria el blanco codiciado
    para alcanzar la muerte del centro más vital
    donde los sincronismos y huelgos de las piezas
    obedecen a un orden infinitesimal.

    Conscientes de la lucha que fuera se desata
    sabiendo que son carne propicia a perecer
    envuelta en los vapores de tubos que revientan
    y abrasan sus pulmones, sus cuerpos atormentan…

    Y luego el agua santa, con su sudario cierto,
    con su caricia fría, termina su misión
    entrando en arietazo por el boquete abierto
    por la salva o torpedo bajo la flotación.

    !Serenos…porque saben cumplir su cometido
    por ser hijos del Pueblo, que , al fuer de batallar
    con grandes sin sabores, con grandes sacrificios,
    lograron visión clara, que es luz del ideal!

    Y todo cuanto valen lo ofrendan convencidos
    que es misión sagrada de seres elegidos-
    !!MORIR PARA QUE TRIUNFE LA HUMANA LIBERTAD!!

    • Gracias, Benito, por recordar en este poema la heroica odisea del destructor republicano “José Luís Díez” que no fue “ni capturado ni hundido”.
      En el primer combate murieron siete marinos y en el último, cinco.

      • Sra. Victoria, con mucho respecto, sin odio , sin rencor , quisiera recordarle que tambien murieron 24 humildes pescadores .Uno era mi abuelo .Segun el parte de campaña del JLD: que los 24 pescadores prisioneros murieron todos ………

      • Sr. Santos,
        Respecto su dolor como nieto de uno de los pescadores fallecidos. No creo que esté faltando a nadie al hacer un comentario sobre la heroica odisea del José Luís Díez y al nombrar a los marineros muertos del JLD que, por cierto, eran tan humildes como los pescadores que allí murieron. Ni creo sinceramente que venga a cuento hablar de odios o rencores. No entiendo su comentario…

  21. Dice el diario Europa Sur de Algeciras :
    Han sido palabras sentidas las dichas allí, como las del romance de una nieta de don Enrique Pereira, patrón del San Fausto.
    Personalmente, me quedo con dos cosas: 1º Se repitió varias veces “recuperar el honor” al hablar de los 24 pescadores ¡¡Pero si fueron apresados por la tripulación del destructor rojo, que para más inri, se estaba haciendo pasar por británico!! Por cierto, alguien mencionó que los pescadores fueron llamados por el destructor y, una vez apresados, les dijeron “Somos de los vuestros y queremos protegeros” ¡Ah!, los pesqueros llevaban la bandera rojigualda.
    Lo 2º es que una persona ligada a la asociación de la Memoria Histórica abandonó la sala cuando uno de los que disertaron mencionó que “los pescadores fueron apresados por el J.L.Diez y detenidos a bordo”. Eso no lo pudo aguantar; y ya había escuchado las palabras de paz y religión de sor Manuela Pereira, hija del antes mencionado patrón del San Fausto, lo que empezó a colmar su paciencia.
    El pobre aguantó bastante, lo que no hicieron algunos de sus amigos que se marcharon antes. Desde luego, los comentarios no iban en el mismo tono del profesor José Manuel Algarbani, reconocido profesor e historiador… de izquierdas, no dado a la ecuanimidad siempre.
    POR FAVOR: Faltan 23 años para que se cumpla UN siglo de esa guerra INcivil; Que hace 74 años del desdichado evento. Enterremos odios, que florezca la paz.

    • Sr. Regino : Creo que todos los que intervinimos en Algeciras el 8 de Marzo sobre este tama de la desafortunada suerte ( por no decir injustísima muerte ) que sufrieron los 24 pescadores en el Estrecho – en 1938 – no hemos querido , en ningún momento reavivar odios ni rencores de esos fatídicos años de lo que usted muy acertadamente llama ” guerra INncivil ” . Si alguno de nosotros estuviese ” politizado ” ( da igual en qué bando ) hubiéramos podido hacerlo , pero no era ésa nuestra intención . Sólo que es muy , muy injusto que , además de sufrir una muerte en plena juventud ( y , dicho vulgarmente ,” sin comerlo ni beberlo ” ) , los propios pescadores muertos y sus familias tuvieran que vivir muchos , muchos años con la sombra de las sospechas . ( Sólo piense por un momento , Sr. Regino Martínez , que esto le hubiera sucedido a su padre, a su hermano o a su abuelo …. ¿ cómo se sentiría usted ? ) . Nosotros sólo hermos querido que se rehabilitara su honor , ¡¡ sí , señor !! … ¿ por qué le extraña tanto ? . ¿ le parecen pocos 75 años de ” deshonra ?Yo soy Mª Ángeles Pereira , nieta del patrón del ” San Fausto ” y la persona que compuso y recitó el Romance sobre la Tragedia en el Estrecho . Y como deduzco que es usted una persona coherente y culta , espero que sepa diferenciar lo que fueron los hechos históricos ( magistralmente expuestos por el Sr. Regueira ) de lo que es una versión poética de los mismos . Si me he permitido introducir en mis versos un diálogo ficticio ( en el que pongo eso de ” Somos de los vuestros y queremos protegeros ” ) no es para tomarlo al pie de la letra, como no lo es tampoco el que me refiera metafóricamente a los barcos implicados en el suceso como ” hormigas de madera ” ( los pesqueros ” San Fausto ” y ” Con ” ) y ” elefante de acero ” ( el destructor José Luis Díaz ) . Mis versos se permitían alguna licencia poética ( sin alterar la esencia de lo acontecido ) .Pero , fundamentalmente , estaban escritos desde la emoción , el sentimiento y la pena enorme de una nieta que por esas inexplicables sinrazones de una guerra Incivil vivió sin haber podido conocer a su abuelo al que , pese a todo, siempre admiró y por el que sentía , siente y sentirá toda su vida un enorme cariño y una profunda admiración y respeto .
      Mª Ángeles Pereira

  22. Buscando información sobre el José Luis Díez he encontrado este artículo interesantísimo. Enhorabuena José R.

    Discrepo respecto a la muerte de Felipe del Río, as de la aviación republicana en el norte. La escuadrilla de Felipe del Río regresaba al aeródromo de Lamiaco el 22 de abril cuando fueron sorprendidos por una patrulla de Messerschmitt Bf109 que escoltaba a 3 Heinkel He 111 que acababan de bombardear precisamente Lamiaco. La superioridad de los Messerschmitt sobre los Polikarpov I15 (Chatos) hizo que los pilotos republicanos las pasaran “canutas”.

    Felipe del Río cayó en seguida.

    Julían Barbero cuenta que tuvo un Messerschmitt en su cola y que pudo escapar dejando caer el avión en barrena hasta cerca del suelo. Se fue a aterrizar a Sondica donde tuvo un accidente al aterrizar. Se recuperó pronto.

    José Gonzalez Feo trató de aterrizar en Lamiaco a pesar de que acababa de ser bombardeado, tuvo un accidente al aterrizar y su avión dio la vuelta de campana.

    El resto de la escuadrilla aterrizó en Sondica.

    Lo de que Felipe del Río fuera derribado por error por la artillería del José Luis Díez es una leyenda de las muchas que habrá en torno a la Guerra Civil.

  23. Mi madre, tenía un novio que se llamaba Augusto Rodríguez Maseda. El dia 28 de agosto de 1938, se encontraba en el sollado de fogoneros del Jose Luis Diez. La única noticia que tenemos de su posible muerte es la de un compañero llamado Servando García que escribe a mi madre diciendo que se encontraba en el sollado de marineros y vió salir por el boquete abierto a varios cadaveres. ¿Hay alguna posibilidad de saber si se dió por muerto o desaparecido a Augusto?

    • Estimado Roberto: Hace unos años realicé una investigación sobre el intento de paso del Estrecho del JL Díez y estuve en el Archivo General de la Marina,en el Viso del Marqués. Allí conseguí copia del parte de campaña del combate llevado a cabo contra la flota del bando nacional en agosto de 1938. En un anexo de dicho parte, se enumera a los marineros que se dieron por desaparecidos ese día y en esa lista está, efectivamente, calificado como marinero: Augusto Rodriguez Maseda. Te aclaro,por si tenias alguna duda, que todos los pescadores de los dos vapores que fueron apresados antes del intento de paso (24 en total) más un marinero que estaba enfermo y otro que estaba de guardia,murieron o desaparecieron durante el combate al ser alcanzado el sollado en el que se encontraban por un impacto del crucero Canarias. Si deseas alguna cosa más y puedo ayudarte,no tienes más que preguntar. Un saludo cordial. Luis.

  24. haga clic a través de la siguiente página

    La aventura del destructor José Luis Díez | El mar, qué gran tema para hablar…

  25. cmms maintenance

    La aventura del destructor José Luis Díez | El mar, qué gran tema para hablar…

  26. what is fleet management services

    La aventura del destructor José Luis Díez | El mar, qué gran tema para hablar…

  27. joists for decking

    La aventura del destructor José Luis Díez | El mar, qué gran tema para hablar…

  28. Employee Engagement

    La aventura del destructor José Luis Díez | El mar, qué gran tema para hablar…

  29. aspiringwriter311.kazeo.com

    La aventura del destructor José Luis Díez | El mar, qué gran tema para hablar…

  30. echar un vistazo a esta página web

    La aventura del destructor José Luis Díez | El mar, qué gran tema para hablar…

  31. por favor haga clic en la siguiente página

    La aventura del destructor José Luis Díez | El mar, qué gran tema para hablar…

  32. Lea más aquí

    La aventura del destructor José Luis Díez | El mar, qué gran tema para hablar…

  33. ¿Hay un listado de los tripulantes del José Luis Díez en algún lugar?Ellos volvieron a Cartagena despues de ser apresados por los ingleses ¿No es así?

    • Bernabé, sí existe listado de tripulantes, está en el archivo Alvaro de Bazán, al menos de allí lo saqué yo cuando hice mi investigación. Volvieron a Cartagena, efectivamente, tras el intento frustrado de salida desde Gibraltar el 30 de diciembre de 1938. Fueron trasladados hasta Almería por mar a bordo de buques ingleses y posteriormente por carretera hasta Cartagena, base principal de la flota republicana.

  34. Existe un listado en La Vanguardia del 31/08/1938 que corresponde al primer intento. Se puede buscar en su Hemeroteca “on line”. Hay algunos errores de transcripción pero puede servir. En La Vanguardia hay también referencias al JLD el 28/08/1938 (pág., el 30/08 (pág. 6), el 01/09 (pág 5), el 02/09 (pág. 5), el 04/09 (pág.14), el 12/31 (pág. 01, 03), el 01/01/1939 (Pág. 5 y 7), el 01/03/1939 (pág. 3 y 5), el 11/01/1939 (pág.2), 12/ 01/1939, el 13/01/1939 (pa´g.1) y el 14/01/1939 (pág. 5).


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.
Entries y comentarios feeds.

A %d blogueros les gusta esto: