El Montserrat y el Begoña, dos clásicos del puerto de A Coruña

11 junio, 2008 en 10:23 pm | Publicado en Barcos, Marina Mercante | 87 comentarios

LA VOZ DE GALICIA

Ambos trasatlánticos recalaron en A Coruña durante cerca de veinte años

Autor: Carlos Fernández

08/06/2008

Sustituyeron a otros veteranos de la Trasatlántica, como el Magallanes y el Marqués de Comillas, en sus habituales visitas a Vigo y A Coruña. Se trata del Begoña y el Montserrat, cuyo historial era más amplio de lo que cabía suponer.

El Begoña, de la clase Victory, fue construido en Baltimore para la Armada norteamericana en 1945, que lo utilizó como carguero. Tenía un registro bruto de 7.604 toneladas, 138 metros de eslora, 18 de manga y una máquina con una potencia de 8.500 caballos, con una velocidad de 15 nudos. Salió del astillero con el nombre de Vassar Victory y, ya finalizada la Guerra Mundial, fue adquirido en 1947 por la compañía italiana Sitmar, que lo reconvirtió, en Trieste, en un buque mixto de pasaje y carga, con el nombre de Castel Bianco, quedando con una cabida de 480 pasajeros en clase única, que se ampliaron a 1.200 a comienzos de los años cincuenta debido al incremento de la emigración. Fue entonces cuando comenzó a tocar los puertos gallegos, sirviendo la línea de Centroamérica.

En 1957, fue adquirido por la Compañía Trasatlántica española, que lo rebautizó con el nombre de Begoña, efectuando, en 1962, varias transformaciones en el mismo. El buque tocaba, bien a la subida o a la bajada, los puertos de Vigo y A Coruña. La ruta comenzaba en Southampton (Inglaterra) para, tras la escala gallega, recalar en Santa Cruz de Tenerife y, después de cruzar el Atlántico, hacerlo en Port of Spain (Trinidad), La Guaira (Venezuela), Cartagena de Indias (Colombia), Kingston (Jamaica), Curaçao (Antillas Holandesas) y vuelta a empezar la ruta de subida.

Cine y piscina

El Begoña tenía capacidad para 830 pasajeros, sistema de aire acondicionado, salas de estar y de lectura, bares, cine y piscina. A partir de la segunda mitad de la década de los sesenta comenzó a tener averías. La más notable de ellas fue en octubre de 1974, cuando, al mando del capitán José Luis Tomé, se dirigía desde Tenerife al Caribe, averiándose en alta mar (parece que ya había tenido averías tras salir de Inglaterra) y debiendo pedir ayuda a un remolcador de altura, el Oceanic , que lo llevó al puerto de Bridgetown (Barbados). Herido de muerte, llegó, en diciembre de ese año, a Castellón, en donde fue desguazado.

El Montserrat, casi gemelo del Begoña (tenía variantes en la superestructura, con una cubierta menos), fue construido en 1945, también en Baltimore, como buque de carga, para la Armada de Estados Unidos, saliendo del astillero con el nombre de Wooster Victory. Entre 1948 y 1949 fue utilizado para llevar al nuevo estado de Israel a cientos de judíos refugiados en China durante la Guerra Mundial. Después, siguió el mismo camino que el Begoña, pues en 1950 fue comprado por la Sitmar Line y convertido en buque de carga y pasaje, con el nombre de Castel Verde , pasando en 1957 a la Trasatlántica, que lo cambió de nombre con el ya citado.

Con capacidad para 825 pasajeros, sirvió la línea de Centroamérica con los mismos puertos de recalada que el Begoña , teniendo parecidas averías, siendo la más importante en agosto de 1970, cuando hacía el viaje de Venezuela a Tenerife y se averió en medio del Atlántico, teniendo que ser recogidos sus más de 600 pasajeros, dos días después, por el Begoña. El trasbordo de ellos se realizó en unas condiciones de mar bastante agitada, por lo que hubo que echar petróleo a la mar para realizar la operación, que comenzó en la amanecida y duró hasta la una de la tarde. El Montserrat procedió a Curaçao, donde hizo una reparación provisional y siguió haciendo, a trancas y barrancas, la línea. En febrero de 1973 completó su última singladura, desembarcando en Vigo a 46 pasajeros procedentes de Inglaterra. Después, fue llevado hasta Castellón, en donde se desguazó.

About these ads

87 comentarios »

RSS feed para los comentarios de esta entrada. TrackBack URI

  1. Tengo 46 años, cuando estaba pequeño (8 años) viajé desde Venezuela a Tenerife (ida y vuelta) en el Begoña, lo disfruté mucho y me siento orgulloso de haber viajado en él (es la única vez que he ido para otro país en toda mi vida). He oido muchas historias de barcos (la más importante la del Titanic) y siento que fuí parte de ese pasado. El viaje duró 2 semanas de ida (lo mismo en la vuelta), a pesar de mi corta edad aún recuerdo muchas cosas, incluso hice muchos amigos con los cuales exploramos casi todo el barco: calderas, bodegas, cocina, etc. Solo hubo algo que no me gustó, aún se veia la discriminación racial ya que habían áreas en donde las personas de color no podían entrar. Estos viajes eran tan importantes que una familia podía llevarse baules con mucho equipaje, muebles e incluso el vehículo. Estos tiempos no volverán y me entristece saber que ya estos barcos no existen y que ahora este tipo de viajes se hace solo en avión. Espero cualquier otro comentario de alguien que haya podido disfrutar esto. Gracias !!

    • Saludos identica experiencia con todo y el tema racista y recorrer todo el barco inclusive hasta la sala de maquina, solo que el viaje fue de Vigo a la Guaira, fue un viaje inolvidable aunque solo tenía 8 años.

    • Saludos Rafael yo viaje de Barcelona a Venezuela en el 68 y de Venezuela a canarias en el 71 y la Historia tuya es idéntica a la mia,jajaja,.de regreso en el 73 de Canarias nos desviamos hacia Jamaica, se puso lento el Barco algo tenia,pasamos un dia y seguimos a Venezuela.,si me acuerdo de la descriminacion separaban primera clase de segunda y los de color en sitios designados,.me acuerdo las competencias de saco la Piscina en la punta y el cine era una sabana atada en popa a dos postes o tubos altos..mi papa viajaba con su auto un Olds Móvil americano y un Mercedes 300..de que eran aventuras lo eran en altamar las olas pasaban por la punta del barco.,.bueno Saludos y un abrazo.

  2. Yo viaje dos veces desde Ingleterra a Coruña la ultima, vez en el 73, tenia yo 5 años. Recuerdo ver la torre de Hercules por la mañana por la ventanita redondita del camarote. Y a mi madre mareada.

    Saludos.

  3. Mi padre navego en el Montserrat y no consigo encontrar fotos del barco y planos para hacer una maqueta. Agradeceria si alguien dispusiera de algun material me lo enviara a adriuna@telefonica.net
    Gracias.

  4. Nací en Caracas de padres exiliados. En el 1954 viajé a España junto con mi madre y mi hermana en el Castell Bianco (luego Begoña) regresando en el Antoniotto Ussodimare ese mismo año. Más tarde volvimos de forma definitiva en el Monserrat en 1960. No se han borrado de mi mente los fines de semana en la playa desde mi primera niñez en los que, casi invariablemente, acabábamos en la fuente de soda (cafetería) de la terminal del puerto de La Guaira desde cuyas terrazas vi muchas veces al Marqués, de Comillas, Magallanes, Monte Amboto, Monte Altube y más cuyos nombres se han borrado de mi memoria viendo muchas veces desembarcar decenas y decenas de hombres y mujeres españoles, italianos y portugueses que huían de la miseria, y la represión política, social y económica. Es un cuadro que se me quedó grabado para siempre.

  5. HOLAA,MI ABUELO VIAJO COMO POLIZONTE EN UN BARCO DESDE A CORUÑA Y LLEGO A MONTEVIDEO URUGUAY CERCA DEL AÑO 1920, AHI LO DESCUBRIERON Y SE QUEDO ALLI. MI PREGUNTA ES: COMO PUEDO AVERIGUAR EL NOMBRE DEL BARCO? EL SUCESO QUEDA ASENTADO EN ALGUNA OFICINA PORTUARIA? SI ALGUIEN PUEDE DARME LA INFORMACION LE QUEDARE SUPER AGRADECIDA.MARIA.

    • Hola Maria, gracias por dejar el comentario.
      Un poco dificil saber en que barco zarpo tu abuelo rumbo a Montevideo, lo unico que se me ocurre es que te pongas en contacto con la Capitania de Puerto de A Coruña, si todavia conservan documentacion de aquella epoca.
      Un cordial saludo

  6. Hola, yo tambien viaje en el año 1964 de tenerife a Venezuela, no tengo casi recuerdos de ese barco, ya que tenia solo 4 años, pero me contaron mis padres, que el viaje era de 9 dias, el cual era muy comodo, piscina,cine, entre otras comodidades

    • Hola Antonio,
      En aquella epoca eran unos barcos estupendos, lo que en terminos marineros llamamos un “paquete”. Yo los recuerdo atracados en Coruña en el muelle donde estaba situada la Estacion Maritima y me llevaba la vida subir a bordo y recorrer todos sus recovecos.
      Gracias por tu comentario y recibe un cordial saludo

  7. Hola,por un momento me traslade a la popa del BEGOÑA, que cuando no se utilizaba como piscina se ponían unos tablones bien para hacer fiesta al aire libre, como para hacer concurso con los niños jugando u recuerdo a llenar una botella vacía con agua trasladando esta en la boca de un extremo a otro de la piscina, carrera de saco, coger una manzana con la boca sin ayuda de las manos(reconozco que hice trampas para ganar este concurso),coger una moneda también con la boca en una tarta de merengue, el juego de la silla, etc. Cuando ganabas un juego de estos te acercaban a una mesa donde se encontraba un montón de juguetes de los que tu elejirías uno. diré que yo gane la mayoría de estos juegos,los recuerdo como si fuese hoy en ese entonces tenía 7 años hoy día tengo 47 pero siempre recordaré mi hermana con 2 añitos no podía jugar y yo tenía que ganar por los dos una vez cojía un regalo o premio para ella y otra vez para mi. Había también tiro al plato para los mayores y lo que nunca olvidaré es que tomábamos te con leche y no café con leche desde entonces cuando bebo te con leche como imaginareis me traslado al instante a este Barco al cual tengo con cariño muy especial un recuerdo inolvidable cualquier foto que pueda ver de este “grandioso” Barco me hará feliz al poder recordar todo lo anterior dicho.Viajé en este Barco dos veces a los 7 y a los 9 un año después murió mi padre

    • josé antonio, el comentario de los juegos en la cubierta del “Begoña”me trasladaron a mi ida para Venezuela. Embarqué el 31 de Enero del 60, arribando a La Guaira el 13 de febrero. Contaba entonces con solo 13 años y alla estuve hasta julio del 84. ¡ qué bellos recuerdos tengo de ese pais¡.ya te contaré más de ese viaje. un saludo

      • Yo, JUAN CARLOS DOMINGUEZ ALVAREZ, hoy en día con 49 años de edad, también viaje en ese barco, desde vigo (España) a Venezuela), solo tenía 6 añitos de edad, como había nacido en un pueblo de campo de España (Quinta de Monterredondo), me sorprendió mucho el barco, porque por primera vez en mi vida, vi el Cine!!!!, si se proyectaba todas las noches a las 7 u 8 P.M., pero me sorprendió la sal de máquinas ruidosas que funcionaban en el ultimo piso de abajo del barco, con mi hermano y mis amigos no lo pasabamos recorriendo todos los lugares del barco…, tenía iglesi y había misa, no se me olvida la fiesta que daba el Capitan, un día antes de llegar a Venezuela, recuerdo que yo y mi hermano nos sacamos los zapatos los metimos en un saco que tenía el capitan en la
        mano, todos los niños lo hacían, y luego al llenarse, el Capitan volteaba el
        saco, y el primera que encontrara los zapatos y se los pusiera se ganaba un premio!!!, mi hermano JOSE ANTONIO SE LO GANO!!!!….aunque solo era un niño, nunca podré olvidar ese viaje en compañoa de mis Padres y mi hermano…despues llegue a Venezuela, me estableci aqui, hoy en día
        soy abogado de este país, pero en mi mente y mis recuersos siempres estará aquel hermoso barco, que fue una aventura al estilo del TITANIC, pero sin tragedio, sino FELICIDAD Y ALEGRIA…

      • mi madre es gallega y viajo también en este barco por el año 57…mi padre también gallego…viajo en este pero el año siguiente .se conocieron en caracas y se casaron.el de castrelo de miño y ella de xinzo.provincia de orense.me contó la historia de este viaje hacia lo desconocido,hacia la tierra de las oportunidades ….hoy día destrozada por la ignorancia de los políticos yo vivo en españa y me siento orgulloso de todos los españoles que fueron a venezuela por que de ellos aprendí el valor del esfuerzo el sacrificio y la honestidad…..viva la memoria de todas y todos los españoles en el mundo.viva galicia y viva mi tierra
        amada y nunca olvidada venezuela …abajo la tiranía ,la miseria y el totalitarismo…….desde tenerife con afecto a todos los viajeros del begoña.

      • mis padres, mis dos hermanos mayor, nuestro perro y yo, con el coches y un remorque (somos suizos), hemos viajados en mayo 1961 sobre el Begona, desde espana a la jamaica, pero cuando hemos llegado a jamaica habia la huelga de los trabajadores que descargan los coches y no hemos podido quedarnos alli, entonces volvimos a Tenerife. Es, para mi, recuerdos maravillos en este barco, con los juegos para los ninos, yo he ganado una pequena maleta de carton con un dibujo sobre la tapa, pues tenia solamente 8 anos y medio y era para mi un maravilloso regalo

  8. hola, mi padre salio de españa aproximadamente en los años 1950, yo necesito saber la fecha exacta en que salio de su pais natal y hacia donde se dirigio, porque lo que conozco de el sus ultimos años los vivio en Venezuela.

  9. me costo la busqueda pero que efectivo es internet, vale.
    Viaje en el montserrat de niño (10 años) el año 1967 desde southampton a la guaira, despues de vivir seis años en inglaterra, la travesia la realice con mi madre y mis hermanas, recuerdo que deambulaba por todas partes, no asi los viajeros de tercera clase que tenian el acceso limitado, me hice muy amigo de un niño africano que si mal no recuerdo desembarco con su familia en canarias, nuestro camarote quedada cerca de la radio, la piscina era de agua salada. si alguien tiene fotos le agradezco.

  10. Michael Hewitt, mi amigo al acercase la fecha de mi partida de Inglaterra, me invito a pasar los días finales en su nueva dirección, allí la pasamos pescando, y deambulando en el campo, había logrado con la mudanza de sus padres, a ese sector rural, obtener su caña de pescar y casi de inmediato la destreza en su uso. Me recuerdo de nuestros sueños, las insistentes visitas para ver a través del aparador de la tienda de Ealing, un variedad de cañas de diversos tamaños, colores y accesorios y como estas nos atraían, solo ver sin comprar, delante del vidrio, y este, como una barrera infranqueable para nuestro sueños. Revisando las cosas en frió nos faltaba el dinero , pero también, el río con peces. Al termino del tiempo, con la sinceridad, claridad y simpleza que caracterizan los planes de los niños, muy lejos de un compromiso que cualquier adulto descartaría de inmediato por inviable, me ofreció que me quedara en su casa, que no me fuera, que estudiara allí, que visitara mi familia de vez en cuando a suramérica, con la seguridad de cumplir con su parte del compromiso desde sus diez años y yo responsable desde los míos, descarte el ofrecimiento por mi obligación hacia mis padres en este nuevo rumbo que habían decidido para nuestra vida.
    Salimos de Southampton, el año 1967 la hora creo sea de poca trascendencia, eso si de día, con seguridad, un día gris azulado plomo, húmedo, que dio el toque melancólico a mi despedida. Al lado del muelle recuerdo una inmensa cantidad de personas saludándose entre ellas, un saludo mas bien impersonal, generalizado de todos para todos, mirando para abajo, saludando hacia arriba, unidos en la sensación general de desprendimiento y despedida. No recuerdo haber llorado, que hubiera alguien allí que nos despidiera, en todo caso no quedo marcado en mi memoria, eso si nosotros unidos, mi madre, mis hermanas, en una sensación uniforme, única de tristeza, de perdida irreconciliable e ineludible. Ese ambiente taciturno, único, marco para siempre mi ser, no solo de imágenes o de sensaciones, mas bien una amalgama de indescriptibles proporciones. Al tiempo nos orientamos hacia la popa del barco para ver alejar el país que adopte con tanto fervor después de seis años de permanencia en el. Un alejamiento lento pero progresivo con el ronroneo de los motores en su mayor esfuerzo para romper la inercia del trasatlántico hacia nuestro nuevo destino.
    A donde íbamos sabia por mis revista de tricolor aspectos aislados mas el interés por la fauna y flora y de mis padres su disposición permanente de mantener el idioma y de comer cosas extrañas para mis amigos pero tan propias como cuando comíamos caraotas negras y arepas de vez en vez.
    Comenzó la navegación, mi madre y mis hermanas a punta de mareos, y yo explorando la nave con la libertad de acceder a todos lados no así mi nuevo amigo africano que no tenia el acceso ilimitado. Yo pues bajaba a tercera clase salvando la barrera y examinaba casi todo.
    Gradualmente el clima fue haciendose mas caluroso y soleado, no recuerdo cuanta atraques hizo la embarcación entre la partida y canarias pero allí desembarco mi amigo. Un sol enceguecedor y un día caluroso.

  11. MI PADRE GIUSEPPE NASTASI, JUNTO A MI ABUELA ROSARIA NICOLOSI Y MI TIO SALVATORE, ARRIBARON EN EL CASTEL VERDE, EN JUNIO DE 1951 A BUENOS AIRES. MI ABUELO EMANUELE HABIA LLEGADO EN EL 50. SE RADICARON EN LANUS OESTE, PCIA. DE BUENOS AIRES.AUN ALLI VIVEN MIS TIOS Y PRIMOS Y MI NONNA DE 85 AÑOS. ES INCREIBLE VER LAS FOTOS, MI PADRE SE EMOCIONARA MUCHO, YA QUE CON SOLO 5 AÑOS AL VIAJAR, RECUERDA CORRER Y JUGAR EN EL BUQUE.
    SALUDOS!

    • YO LLEGUÉ A LA ARGENTINA EN EL CASTEL VERDE EN 1951. TENÉS UN ERROR. LLEGAMOS EL 14 DE AGOSTO , NO EN JUNIO. ME GUSTARIA CONTACTARME CON TUS ABUELOS. YO TENÍA 6 AÑOS
      soy catalina signoretta y viajé con mamá y dos hermanos mayores

  12. YO ME VINE A CANARIAS EN 1969 EN ESTE BARCO “MONSERRAT”EN EL CUAL MI TIO ERA EL OFICIAL ELECTRICISTA (FERNANDO)DE VIGO.EL ERA EL QUE NOS ACOMPAÑO A MI MADRE Y HERMANOS A CANARIAS EN ESE AÑO Y RECUERDO LA CABINA DEL PUENTE QUE ERA ENORME Y UNA PUERTA QUE TENIA UNA CUERDA FINA LA CUAL TIRE DE ELLA Y SONO LA BOCINA DEL BARCO,¡¡QUE RECUERDOS!!ME RECUERDO DE CUANDO LLEGABAMOS DESPUES DE UN TEMPORAL QUE COGIMOS EN LAS COSTAS PORTUGUESAS HASTA EL ESTRECHO Y LUEGO DE DOS DIAS MAS CALMA TOTAL,ESTABAMOS CERCA DE AGUAS CANARIAS Y UN SOL QUE QUEMABA,DESPUES DE ESE AÑO HASTA HOY EL AMOR ME SIGUE ATANDO AQUI PERO SIN OLVIDAR MI TIERRA MADRE !GALICIA¡ SOY DE VIGO Y LLEVO 41 AÑOS QUE CUMPLO EN FEBRERO AQUI EN MI SEGUNDA TIERRA.GRACIAS A ESTE GRAN BARCO Y SUS TRIPULANTES QUE LO HICIERON LLEGAR.UN SALUDO A ELLOS Y UN RECUERDO INFINITO AL “MONTSERRAT”.-HASTA SIEMPRE

  13. AGRADECERIA ALGUNA FOTO DEL BARCO,YA QUE NO TENGO NINGUNA ,SI ALGUIEN TIENE ALGUNA SE LO RUEGO ME LA HAGA LLEGAR.UN SALUDO

  14. Esta página me ha traido recuerdos de mi niñez. Yo hice varios viajes tanto en el Montserrat como el Begoña. Iba con mi abuela siempre Coruña-Southhampton o viceversa. La pobre de mi abuela se pasaba los tres días en el camarote mareada, yo de arriba para abajo por los barcos. La tripulación era muy agradable y aunque tenía muy pocos años el primer viaje lo debí de hacer con unos cinco años, lo pasaba bomba. Mis padres me contaron que en uno de los viajes en el Begoña me iban a hacer una fiesta por llamarme igual que el barco (no recuerdo si cuadraba con mi cumpleaños), pero hubo un temporal muy fuerte y al final baje con una tarta que me habían hecho especialmente para mi. Después llegaron los aviones y se terminaron esos maravillosos viajes.

    • Hola Begoña, soy Rubén Hernández, me gustaría contactarte para conocer más de esos viajes que cuentas, estoy haciendo un guión sobre este tema y sobre estos barcos. mi correo es ruben2021@mac.com
      Saludos y gracias

  15. QUE HERMOSOS RECUERDOS…CUANDO ERA UNA NIÑA, VIAJE EN LOS DOS BUQUES, DESDE TENERIFE A BRASIL, DESPUES DE TENERIFE A VENEZUELA, DONDE VIVO DESDE 1964. MIS RESPETOS Y SALUDOS.

    • Hola Aurora, me gustarìa escribir un dìario de mi papà, que saliò de Napoles el dìa 26 octubre se 1957. Necesito fotos del Montserrat y experiensas de viajeros de tercera. Muchas gracias.

      mi correo elctrònico: cilla.herminia@yahoo.it

  16. Mi papa vino de Italia en un barco llamado Castel Verde en 1950, a los doce años de edad, me gustaria saber si este barco tenia este itinerario.

  17. Mi tío Pablo viajaba en el Montserrat como Capellán y siempre me contaba lo mal que lo pasaron cuando ocurrió el accidente. Pero lo recordaba con alegría.

  18. Veo que hay mucha gente por aqui que tiene muy muenos y gratos momentos con los dos buques begoña y mentserrat, yo tambien lo pase fenomenal en esos dos barcos , ya que mi padre eetuvo toda su vida en esos dos barcos como sobrecargo , el nombre de mi padre era JOSE SEOANE GAO , estuvo toda su vida navegando en la trasatlantica in cluso desde sus comienzos incluso mi madre tambien estuvo en el begoña como peluquera del barco , asi mismo mi padre estuvo tambien junto con mi abuelo en el habana , ya que mi abuelo era contramaestre , mi padre despues de haber pasado malas mares y un buen susto con el accidente que sufrieron en medio del atlantico debido al fallo de una de las calderas , por lo demas todo bien , me gustaria conocer a gente que fueron amigos de mi padre y que tubieron estrecha relacion con el en esos barcos, siento decir que mi padre fallecio hace tres años a los 87 años victima de un cancer que llevaba arrastrando desde hacia 25 años desde que se jubilo en la trasatlantica ya que al desaparecer los buque de pasaje lo trasladaron a los de carga concretamente al RONCESBALLES , espewro que haya alguien que lo haya conocido se ponga en contacto conmigo via email Bubaloodelpuerto@hotmail.com , y un cordial saludo a todos de parte de JOSE SEOANE FERNANDEZ hijo.

    • soy la hija de santiago espido que estuvo en el monserrat y begoña de cocinero tengo fotos de los barcos y de varios de compañeros que estaban con él, tambiém alguna del accidente. voy a buscarlas y hablar con mi madre para que me de los nombres de las personas que están en ellas ya que mi padre fallecio hace años , algunos de los recuerdos más entrañables y queridos eran los relacionados a esos barcos recordándo a nuestro padre llegándo a Coruña o Vigo , teniamos pocos años pero esos momentos de verlo en la cubierta del barco buscandonos ¡¡núnca podremos olviadar¡¡

      • seguro que mi padre conociera a los tuyos y esa epoca a pesar de que eramos pequeñas ,mi hermana Lali y yo nos acordamos muy bien,lastima que no nos acordemos de las personas.Un saludo muy fuerte de parte de Lali y Rosa Espido Castro

      • Hola Laura, Me llamo Ricardo y yo soy nieto de uno de los camareros que tuvo el Begoña, José Durán Iglesias ‘Pepe’. Resulta que acaba de fallecer, y ahora no me puedo sacar de la cabeza las miles de historias y aventuras que me contó a lo largo de estos años de su embarque en el Begoña.
        Es por esto que estoy muy interesado en esas fotos que posees del barco y su tripulación. Me gusta mucho el modelismo naval, y me gustaria mucho intentar replicar el Begoña en tributo al mejor abuelo que uno puede tener.
        Muchas gracias y un saludo.
        Mi email es: ricardocollazoduran@gmail.com

      • Hola, sólo quería decir que yo era uno de los pasajeros del Montserrat en el momento del accidente y, probablemente, uno de los más jóvenes, pues sólo tenía entonces unos cuantos meses de vida (nací en enero de 1970). En él viajábamos mi madre, mi hermano de tres años y yo. Me encantaría poder ver alguna foto si alquien la tuviese y quisiera compartirla. Un saludo desde Tenerife. Me llamo Lorenzo y mi email es: gorrinlorenzo@yahoo.com

      • Laura, te lo agradecerìa muchisimo si pudieras remetirme qualquier foto del buque Montserrat, con el que Cilla Donato viajò el el octubre del 1957. Miles de gracias.

  19. .

  20. Me llamo Rubén Hernández, de pequeño viajé cuatro veces en barco, dos en el Begoña y dos en el Montserrat. Mi primer viaje fue en el Begoña desde La Guaira a Santa Cruz de Tenerife el año 65, contaba apenas 5 años de edad. En ese viaje aprendí a jugar ping pong, fueron 9 días intensos de actividades en la popa del barco y acompañados por la estela blanca que dejaba el barco en su navegar, las carreras de sacos, las manzanas flotando en las cubetas de agua, una especie de cancha de Criquet donde con un bastón tratabas de meter una pieza circular en un semicírculo, en fin, actividades como un tiro al blanco que consistía en un aparato que lanzaba unos discos y que el tirador con la escopeta pulverizaba en el aire al disparar. Era fascinante, para los niños esos 9 días de travesía transcurría en un tiempo distinto, tanto, que como corroboro en este blog queda como huella imborrable. Ya con 8 años regreso a Caracas a bordo del mismo barco Begoña, ese viaje duró 15 días ya que hicimos escala en Kingston. Esa vez, al montarme en el barco tuve la sensación de volver a casa, al sitio anhelado, tenía ya 3 años fuera de Venezuela y el vago recuerdo de Caracas y mi familia me impregnaban de una gran emoción, pero el Begoña para mi después de lo vivido en él, era la casa de la alegría. Ese viaje fue fantástico, desde el primer día nos hicimos amigos un grupo de 5 carajitos que recorrimos el barco de arriba a abajo, llegamos a ir hasta la sala de máquinas con el capitán, mi contendor más férreo en el ping pong, no recuerdo bien su rostro, pero recuerdo su bohonomía y su carisma. Mi pasatiempo preferido era ir a la proa del barco, en la propia punta, ver como abría el agua y la cantidad de peces voladores, unos peces alados que acompañaban la nave.

    Por el momento dejo la historia hasta aquí, es un cuento largo y estoy full de trabajo. Soy cineasta y desde hace mucho tiempo acaricio la idea de hacer una película sobre este tema, y este blog ya es fuente de vida para ese proyecto, invito a todo el haya estado en estos barcos a echar el cuento, yo me comprometo a contar el mío y con todas esas historias hacer el guión.
    Saludos.

    • Hola Ruben:
      Coincidencia la mia con tu idea. Estoy escribiendo una historia real que tendré que completar con algo de mi cosecha por desconocimiento. El tema trata de la vida de unos familiares mios emigraron en los años sesenta a venezuela. Estaba ahora buscando informacion del Montserrat porque fue uno en los que embarcó uno de ellos a su nueva vida.
      He leido todos los post, y tengo informacion para continuar. Pero me gustaria contar con todas las experiencias posibles para intentar plasmar el “espíritu” que se vivia en estos viajes, ya que desgraciadamente esta gente ya no esta con nosotros.
      Te agradeceria enormemente si pudieras contarme mas cosas o sucesos que podria hacer mas veridico esta parte.
      Mi objetivo no es otro de que estas vivencias no caigan en el olvido. Y que para los que no tuvimos la suerte de conocer en primera persona lo que hablais haya por lo menos un granito que recuerde a todos aquellos que un dia emigraron con una mano delante y otra detras.
      Un saludo,
      Pablo

      • Pablo, me gustarìa compartir contigo algunas confidencias que me hizo mi papà, fallecido el 10 de mayo de este ano; algunos partuculares que podràn enriquecer tu historia real.

  21. hola,soy Rosa Espido Castro.Mi padre no fue emigrante ,pero como si lo fuera ,porque fue cocinero del monserrat y del begoña en aquellos años,apaarte mi tia chucha si ha sido emigrante en Venezuela,para todas esas personas que en aquellos momentos les toco vivir .Mi grandisimo recuerdo.Va por ellos….

  22. Animo y adelante ,si alguna cosa necesitas mi hermana y yo estamos disponibles,para contarte nuestros recuerdos.

    • Hola rosa:

      No se si respondias a mi post o al de ruben. En cualquier caso si que me gustaria escuchar o leer las vivencias (ahora mismo centradas en el viaje) pero tambien el resto. creo que debemos dejar escrito en algun sitio una referencia de lo que nuestras familias pasaron, quizas para que nosotros mismo y el resto de generaciones puedan comprender su hoy y lo que otra gente esta viviendo en nuestro pais y en otros.

      mi correo es pablo.moran.fernandez@gmail.com. Para lo que querais.

      Un saludo,

      Pablo.

      • Gracias Rosa por tu atención y a ti Pablo por la coincidencia. Igualmente les dejo mi correo para coordinar directamente: ruben2021@mac.com. Saludos.

  23. Un saludo a todos los enamorados de aquellos pequeños barcos que quedaron en nuestra fantasia y experiencia de niños. Viajé junto a mi madre, mi hermanito y mis dos hermanas en el año 55 desde Nápoles a La Guaira. Dias de exploración en aquel hermoso barco como era el Castel Verde. Con un amiguito me xploré todo el barco. Esos dias no se han borrado de mi mente. Llegamos a Venezuela el 11 de octubre del 55 y mi padre, que habia viajado en el 53, nos estaba esperando. Si hay alguien que viajó en esa travesia me gustaria se contactara conmigo.

  24. Mi Padre llego en 1954 a Venezuela con este barco que entoces se llamaba CASTELL- VERDE.

  25. yo conocí los barcos en La Guaira, ya que mi hermana viajó en ellos desde Venezuela a Vigo ida y vuelta, hizo amistad con unos chicos de la tripulación, en el año 70-71, yo me acuerdo de el nombre de dos: Angel y Pedro, Mi hermana se llamaba María del Carmen, y a mi me dicen Noni, si algunos de esos chicos de aquellos años lee esto o de otra manera se enteran, me gustaría saber de ellos, saludos

    • estuve en el 70 en el begoña .el viaje que recojimos la tripulacion del montserrat ,despues navegue varios años .ahora vivo en caceres un saludo

      • hola soy juan gonzalez yo viajaba en el montserrat cuando se accidento y nos recojio el begona tenia 10 anos era un chamo mi correo juan369@msn.com tengo fotos de ello aun

  26. Nuestra familia retornó en 1972 a España a bordo del Begoña después de muchos años en Venezuela a donde mi padre tuvo que emigrar para poder sacar adelante a la familia, embarcamos en una plomiza tarde en la Guaira, tengo fotos de la despedida que nos brindaron unos amigos Venezolanos, para un niño de 10 años el barco era enorme, recuerdo la costa de la Guaira haciéndose cada vez más pequeña en el horizonte bajo la luz de aquél atardecer.
    Los primeros días fueron de mareo general de toda la familia y casi ni hacíamos caso a las llamadas de los turnos de comida, el mareo cesó a los dos días y dio paso al juego y la exploración, me encantaba un pequeño hueco en la proa del barco en donde se guardaba una de las maromas de atraque, abríamos la escotilla y allí nos metíamos yo y un nuevo amigo de mi edad a imaginar aventuras y jugar a los barcos y submarinos, el calor era sofocante y el espacio muy reducido pero aun así lo pasábamos muy bien allí metidos, teniendo como único juguete nuestra imaginación.
    Mis hermanos Yolanda y Alberto eran mayores y lo pasaban mejor en la discoteca del barco, la banda de a bordo tocaba boleros constantemente, me los aprendí todos y recuerdo a mi hermana bailando con un chico que había conocido en el barco.
    En la cubierta de popa había un juego de la rana que conocí por primera vez y que me explicó mi abuelo, también recuerdo lo del tiro al plato en la misma popa y la piscina de agua salada, que cuando había oleaje y cabeceaba el barco el agua en su interior se agitaba y nos lo pasábamos en grande, cuando la cosa iba a mayores nos pedían desalojarla y la vaciaban y cubrían con tablones.
    Mi nuevo amigo y yo recorríamos y explorábamos todas las cubiertas e interiores del barco, fuimos más allá de lo permitido en más de una ocasión y ya nos conocían los marineros como esos dos entrometidos que tenían que sacar de la sala de máquinas o bodegas.
    Recuerdo la escala en Trinidad y en Tenerife, en nuestro viaje también tuvimos una avería en alta mar que se solucionó con una pieza que trajo un gran helicóptero.
    Llegamos al puerto de Oporto en Portugal tras lo que para mi me pareció un mes de travesía que en realidad sería menos y allí nos recibieron mis tíos y primos que habían viajado desde Madrid y teníamos años que no veíamos, terminaba una de mis experiencias más fuertes e inolvidables y comenzaba una nueva vida, en un nuevo país.

    Saludos.

  27. Hola a todos los que habéis navegado en estos clásicos .Yo me vine en el 68 (tenia 9 años) desde la Guaira (el día que Caldera le gano las elecciones a Gonzalo) hasta Vigo . Fue inolvidable , 15 días fantásticos y muchos años después ya con 48 pude llevar a la que hoy es mi familia por un crucero por el Mediterráneo de 7 días para que sintieran la experiencia ; por mi parte aun me emociono recordando aquellos años .
    Un abrazo a todos

  28. No recuerdo muy bien en que fecha del año 1963 realicé el viaje La Guaria-Vigo en El Montserrat. Dicho viaje lo hicimos mi madre, mi hermana y yo. La razón era que mi abuela materna se había deteriorado de salud y mi madre quería visitarla, de paso la familia me conocería a mí, que había nacido en Caracas y no me habían visto nunca. A mi hermana en cambio sí la conocían, ya que anteriormente, antes de que naciera yo, había ido a España, a Madrid más concretamente. Mi padre se quedo en Venezuela trabajando.
    En esa época era muy pequeño, apenas debía de tener los cuatro años cumplidos. Aún así recuerdo muchos detalles de ese viaje muy vivamente, aunque pueda parecer mentira.
    Una cosa de ellas fue ver a un antiguo coche Chevrolet Impala de 1959 colgando de una grúa, teniendo debajo de si el Atlántico, estando el barco en alta mar, en plena navegación. Supongo que lo estarían recolocando en la bodega de carga. El ver ese vehículo allí suspendido sobre el océano, tan lejos de su natural elemento, el asfalto, tal fuera de lugar, me impresionó.
    Ese viaje lo recuerdo con mucho agrado. También recuerdo la arribada a Canarias, a Las Palmas, y la llegada a Vigo donde visitamos a unos amigos gallegos de mis padres, que anteriormente habían conocido en Venezuela. Ese mismo día tomamos el tren con dirección a Madrid.

    Casi un año después deshicimos el camino, una vez que mi abuela falleció, camino a Venezuela de nuevo. Esta vez embarcamos en El Begoña, en el puerto de Cádiz, un 16 de agosto de 1964, llegando a La Guaira el 24 de ese mismo mes ¿Por qué sé la fecha? Hace poco encontré un antiguo pasaporte de mi madre, donde se ve el sello con la fecha de embarque en Cádiz y la de llegada a La Guaira. También se observa sellado el nombre del buque, “El Begoña”. Este viaje de vuela resultó más accidentado ya que nos pilló una fuerte tempestad en pleno océano Atlántico. Nos llegaron a colocar a todos los pasajeros los chalecos salvavidas y recuerdo también como si fuera ayer, a pesar de que por aquella yo era muy pequeño insisto, como los marineros, embutidos en impermeables, se dedicaban en cubierta a preparar los botes salvavidas. Todo esto lo observábamos los pasajeros desde los cristales de lo que supongo sería el comedor del barco. La verdad que no sé de que hubieran servido dichos botes de ser necesarios, abandonados en esas espantosas aguas, ya que el mar estaba muy revuelto. Supongo que resultaría mejor estar en ellos que en un barco que zozobraba. Por supuesto la angustia y el miedo en esos momentos no faltaron entre el pasaje. Afortunadamente la tempestad pasó y todo volvió a la calma. Días después mi padre nos dijo que dicha tempestad había sido noticia en los medios de comunicación venezolanos. Por fin el día 24 de agosto por la mañana arribamos a La Guaira, ese día cumplía yo 5 añitos (Dios mío, que viejo soy ya).

    Como dicen arriba recuerdo la fiesta que hacían para los niños en el barco con una mesa llena de juguetes, no sé ahora si esto ocurría en el Montserrat o en el Begoña. En fin, puede que se organizara esa fista infantil en los dos buques. Ah, también recuerdo una fiesta que se hacia por cruzar, creo recordar, el Trópico de Cáncer.

    No he vuelto a hacer ningún viaje en barco desde aquella, me encantaría repetir esa experiencia, a pesar de ser muy pequeño recuerdo esos dos viajes en barcos con mucha añoranza y nostalgia. He ido luego, pasados los años, alguna vez en un Ferry, pero no es lo mismo, claro. Y los cruceros no me llaman la atención, mucho discoteca, luces por allí y por allá, “stores”, tragaperras, y ambiente hortera de Las Vegas en general.
    Diez años después, a mediados de 1974, año del desguace del Begoña, toda la familia regresamos a España, esta vez lo hicimos en avión. Tristemente es esos días los viajes en barcos de pasajeros habían pasado ya a mejor vida.

    PD. ¿Nadie recuerda los olores de gasoil o pintura fresca que algunas veces se percibían en los barcos, sobre todo lo primero estando cerca de la zona de maquinas? De vez en cuando percibo esos olores hoy y me trasporto de repente a aquella época, me veo en pleno Atlántico de nuevo.

  29. El Begnonia un barco ex-militar adaptado para pasajeros. Muy basico tengo recuerdos de un nino de 10 anos viajando con la familia de Southampton a Cartagena. Salimos de Southampton el 16 de Septiembre 1964.

    Servicio de restaurante terrible, camarote con camas bunk muy basico y la comida bastante mala. Creo que perdimos varios kilos de peso difil a acostumbrarse a la comida espanola de ‘combate’. Amenidades la ninos inexistentes, aparte de la piscina de agua de mar bastante fria.

    El cine improvisado el la cubierta o comedores.

    De resto memorias gratas de esa epoca.

    Para pasajero adulto el cuento seria algo diferente pero barco de lujo el Begona nunca lo fue pero ideal para tantos emigrantes buscando transporte economico.

    Sin embargo – Begona te recuerdo mucho !

    • Qué lástima que un señorito inglés como tú viajara en un barco como el Begoña. ¿Has preguntado si aún se puede rellenar la hoja de reclamación?

      • Lorenzo, muy buena respuesta! recuerda que son reminisencias de un nino de 10 anos … un viaje fantastico inolivable con las paradas en Espana y Canarias. Ya me gustaria volverlo a hacer.!

      • Agradecido debiera estar el señorito ingles en haber viajado en él BEGOÑA y no en el Titanic…

  30. Wowww!!!—no he podido evitar que mis ojos se aguaran al ver el Monserrat. Tenia yo 6 años y medio cuando mi madre me fue a buscar a España y me trajo a mi hermano y a mi a Venezuela, ya que ellos ya vivian en Venezuela. La verdad fueron 13 dias de vomitos, porque me mareaba constantemente, pero son recuerdos que marcan nuestras vidas para siempre.

  31. Hola me encantaría ver una foto del Begoña puesto que mi padre me puso ese nombre por ese barco.

    • Hola Begoña, saludos. Dame tu correo para enviarte algunas fotos del BEGOÑA que tomó mi padre en nuestro viaje…

  32. YO E NACIDO EN EL MONSERRAT EN ALTA MAR Y MEGUSTARIA MAS INFORMACION Y AL GUNAS FOTOS DE EL 10 DE SEPTIEMBRE DE 1961 GRACIAS

  33. hola mi abuelo falleció justo hace 25 años los mismos que tengo yo y he encontrado entre cajones de mi casa su pasaporte viajo repatriado desde Venezuela el dia13 de marzo de 1959, en el begoña desde la guaira a tenerife, al parecer por un ligero comentario de mi padre no disfruto de ningun pribilegio de los que aqui nombran… quisiera que alguien me contara su experiencia como repatriadodo o algun familiar vivo que pudiera contarme como era ese sistema. yo ya no tengo abuelos y en realidad echo de menos conocer sus historias.
    un saludo y gracias.

  34. Saludos, viajé con mi padre y mi hermano en el BEGOÑA, de La Guaira a Tenerife. El barco zarpó el 16 de septiembre de 1963 el viaje duró 8 días, llegamos a Tenerife el 24 de septiembre de 1963, cumplí 4 años el 22 de septiembre. Recuerdo que al levantarme encontré el camarote adornado con pelotas de playa y una torta sobre un banquito, tengo fotos que tomó mi padre con su cámara y aún conservo la tarjeta de felicitación que me envió el capitán José María de Campos Setién. Que recuerdos, se me aguaron los ojos al leer que al BEGOÑA lo habían desguazado, triste final para él que tantas esperanzas llevó y trajo por todo el Atlántico y Mar Caribe… Estuvimos 7 meses en La Guancha-Tenerife, mi hermano se quedó con mi abuela, retornamos mi padre y yo en abril de 1964…

  35. Conservo fotos del BEGOÑA…

    • Agradeceria si fuera posible me enviaras algunas fotos
      Viaje en julio del 73 Vigo La Guaira y tengo unos recuerdos maravillosos de ese viaje, y no puedo evitar emocionarme al leer los comentarios y las vivencias de todas las personas que viajaron en el.

  36. NOTA: cometí un error, el nombre del capitán del BEGOÑA para la época en que viajamos 1963-64, era FERNÁNDO MARÍA DE CAMPOS SETIEN, fallecido el 6 de febrero de 2010…

  37. Hola a todos ! Soy Venezolana, viajamos en el Montserrat mi madre Diodora Guerrero Urrea, mas mis dos hermanos, nos vinimos de Venezuela a Canarias, mas concretamente a Santa Cruz de Tenerife, mi madre dejo alli toda su familia por amor, a mi padre que ya la esperaba en Canarias y el era ( que en paz descanse ) Emilio Cabrera Perez de Santa Cruz de La Palma, de Tenerife nos vinimos a Las Palmas de Gran Canaria,,,corrian el año 1962, recuerdo la travesia, lo pasamos muy bien, corriendo de un lado a otro, yo tendria unos seis años y mi hermana Mª Chinquiquira cuatro, recuerdo que hubo una fiesta y mi madre nos habia puesto muy guapas (no recuerdo el porque de la fiesta) pero si que nos pusieron unos gorritos de carton y nos dieron unos pitos, tipo corneta mi hermana corria delante mia y con el pito en la boca resbalo y cayo, recuerdo que se hizo daño en la garganta, tambien recuerdo de pasar por un lugar isla,( o donde partimos ) no se, si alguien lo recuerda me gustaria me lo dijera, que las persona del barco tiraban monedas al mar y unos chicos de color, se tiraban a por ellas, son recuerdos bonitos aunque escasos. Ahora busco la familia de mi madre que hace mas de 35 años no sabe de ellos, hemos hecho mucho por buscarla, pero no hemos tenido suerte, se que es dificil de acordarse de una madre y sus tres hijos que viajan solos, pero si alguien se acordara por favor, ponerse en contacto conmigo. Isabel Cabrera Guerrero, tengo pagina en facebook con mi nombre o mandar correro a manzanitapita@hotmail.com…GRACIAS a todos los que disfrutamos de esos viajes con mucho amor y esperanza.

  38. mi abuelo fallecio cuando mi padre (tambn fallecido hace un mes ) cuando este teni tres años durante mucho tiempo a su familia le han dicho que habia fallecido en el accidente de la maquinas donde el trabajab pero aun no se ha dicho si ha sido identificado si el accidente fue provocado o si por el contrario ha se ha producido de forma casual

  39. mi padre h fallecido hace un mes y el suyo en el accidente del monserrat cuando mi padre tenia tres años y yo quiero cumplir sudeseo de averiguar si el accidente fue provocado o si por el contrario se produjo de forma casual si alguien tiene informacion sobre la causa del accidente mi abuelo era de boiro

  40. Yo tengo una prima que nació en el barco Begoña, cuando venían de vuelta a La Coruña, nació justo cuando pasaban por Trinidad por eso le pusieron Mª Begoña de la Trinidad, y el padrino fue el capitán, un saludo a todos.

  41. en mayo 1961, tenia 8 anos y medio, con mis padres, deux hermanos, el perros negro y caravana, nos embarcamos en el Begona desde Grand Canaria hasta la Jamaica… pero al llegar a Jamaica hay la huelgay tovimos que volver à Tenerife, con el mismo barco, yo pienso que para mis padres fue caro, pero para mi fue un grand placer Saludos desde Suiza

    • Gracias Arlette por tu testimonio, qué, como los de otras muchas personas que han viajado en el Begoña, enriquecen este post. Saludos cordiales. Jose R. Montero

  42. Gracias a todos y todas por vuestros testimonios que me han emocionado. Prometo ampliar este post con más información. Saludos
    Jose R. Montero (blogger de “El Mar, qué gran tema para hablar….”

  43. yo viaje en el Monserrat en el año 1959 desde la coruña hata Laguaira Venezuela, tenia entonces 5 años y todavia vivo en Venezuela, tengo gratos recuerdos de ese viaje.

  44. viaje 2 veces en el Montserrat a Southampton desde La Guaira, la segunda fue el ultimo viaje del Montserrat, nos dejo en Vigo y luego nos mandaron en un bus hasta La Coruna y de alli en otro barco hasta el puerto de Londres, el viaje costaba 1000 Bolivares ida y vuelta por un ano! unos 250 dolares americanos, Muchos pasajeros (desde Vzla) eramos jovenes en viaje de estudios a Inglaterra, Tengo muy buenas memorias de esos viajes,..

  45. Hola soy panameño y viajé en el Begoña en el año 1969. En ese entonces tenía 19 años. Salí del puerto de Cristóbal en Panamá hacia Vigo. Si mal no recuerdo en agosto o septiembre de 1969. En ese entonces viajamos 6 panameños que al llegar a Vigo nos dispersamos. Recuerdo que uno de los puertos en que paramos fue trinidad y Tobago y allí subieron un grupo de personas que iban hacia Inglaterra. Ellos traían sus instrumentos y por la noche en el bar del barco hicieron el ambiente muy alegre con su música y sus bailes que también disfrutamos. Fueron aproximadamente entre 14 ó 17 días de travesía.

    Si alguien estuvo en ese momento, le agradeceré sus comentarios.

  46. hola a todos, me encanta haber encontrado este blog, con las experiencias de tantas personas, que como yo, en los años 60 viajaron en en estos barcos. Creo que somos unos privilegiados por haber conocido el encanto de estos viajes, en una época en que todavía no eran tan populares los cruceros.
    Fui con mi madre de Vigo a la Guaira, aunque mi destino era Barquisimeto. Siempre recordaré lo feliz que fui, cuando había cine en cubierta me pasaba mirando el cielo con la cantidad de estrellas fugaces que caían. En la piscina del Santa María o del Begoña, no me acuerdo en cual, aprendí a nadar; hice algunas amiguitas de mi edad y jugábamos a la comba, aunque alucinaba viendo como lo hacía un chico negro, que se notaba que era profesional por lo bien que hacía ejercicios, siempre cerca de la piscina.
    Recuerdo que por la noche, como era pequeña, me sentaba junto a los hombres que jugaban, no me acuerdo a qué, mientras escuchaba la música y veía a la gente bailar.
    Cuando la mar estaba revuelta mi madre se mareaba y yo iba al comedor a buscarle la cena, los camareros siempre me daban demasiada comida para llevarle y me acuerdo que me sonreían.
    Cuando hicimos escala en Miami recorri la ciudad con mi madre, tengo una foto en una cafetería impresionante y otra en un parque con un pequeño estanque, al fondo se ve la ciudad .
    No creo que ningún otro viaje, a ningún sitio pueda significar tanto para mi. Son recuerdos de la niñez donde no se ven los problemas, sólo el descubrimiento de nosotros mismos .
    Me alegra de haberos encontrado, después de tantos años, siempre pensé que nadie recordaría las cosas como yo. Son experiencias muy similares.
    En ningún momento encontré nada negativo en estos viajes. Todo lo contrario.
    Hasta siempre. Espero encontraros algún día en algún lugar.

  47. Hola me gustaria sorprender a mi padre que viajó el el Castell Bianco el 8 de diciembre de 1956 desde Vigo a Montevideo y quisiera saber si existe algún registro de embarque y poder tener una copia y enmarcarla para regalarsela de recuerdo. Iba con su padre y madre que estaba embarazada. El tenia 10 años.
    A donde me tengo que dirigir para conseguir esta documentación.
    Agradezco de antemano a quien me pueda ayudar. Adriana

    • Hola Adriana, soy de Panamá, lamento no poder ayudarte al respecto, Lo único que se me ocurre es que busques en google por compañía trasatlántica española para ver si encuentras algún rastro que te permita llegar donde deseas. Suerte.

  48. Hola me llamo Jose Vidal Fernandez, viaje de Vigo a Venezuela en el año 1959, fue un lindo viaje aun lo recuerdo, a pesar que tenia apenas 5 años.

  49. perdon olvifde comentar que fue mi viaje en el Monserrat, vidal…

  50. Yo nunca he viajado en barco, pero mis padres emigraron a Venezuela, algunos de esos barcos era el Begoña y el Montserrat, mi madre me cuentas historias, de lo bonito que era, de las amistades que llegó a hacer, etc, pero de lo mal que lo pasaba por los mareos, es lo que más le ha quedado. Hicieron varios viajes de ida y vuelta entre Caracas y Coruña a lo largo de 20 años de emigración, pero a partir de 1970 dejaron atrás el barco como medio para usar el avión, que es lo que yo recuerdo . Siempre he sentido curiosidad sobre estos barcos.

  51. hola yo viaje a Venezuela en el posteriormente llamado Begoña, cuando todavía era el CastelBianco, apenas tenia tres años de edad, mi madre y yo abordamos el barco en Santa Cruz de Tenerife, provenientes de la Isla del Hierro, con destino a Maiquetía, en mi mente quedo grabado el momento en que una buena mujer me cargaba en la proa, pues mi madre desde que subió al barco fue ingresada a Enfermería con tal estado físico, que solo podía verme por minutos, siempre conto que la atención era muy buena y se ocupaban tanto de ella como de mi durante la travesía. Estoy hablando de Mayo del año 1953, si hay alguien que hubiese viajado en esa fecha favor contactarme, me encantaría obtener información de primera mano de esa travesía que llego a Maiquetía el día 29 de Mayo de 1953 .Pilardegutierrez@hotmail.com

  52. hola mi padre viajó en el Begoña de regreso a Tenerife desde Venezuela. y dijo mientras viajaba, que si el viaje le salía bien, si tenía una hija la ponía Begoña. Y esa hija soy yo, Hace poco tuve la oportunidad de ver una exposición de maquetas de barcos, y cual fue mi sorpresa que en medio de tanto barco esta el Begoña. Intente imaginarme, como eran esos viajes

  53. Hola a tod@s: Estando buscando en la red qué fué del Capitan que tuve en el Begoña, me he encontrado este simpático foro. Fuí marino mercante y navegué como Oficial Agregado en el Begoña en 1960 y 1961. Después, como 3er. Oficial de Puente navegué en el Montserrat en 1963. En un viaje, al salir de La Guaira, el barco perdió la hélice (1961) y nos remolcaron a Curaçao, donde estuvimos más de un mes, esperando a que llegara otra hélice desde Barcelona. Gracias a este incidente, pude conocer a una señorita que viajaba con sus padres y este año cumplimos 50 años de casados.

  54. Ya en este espacio de comentarios dije que viajé en el Monserrat,1963, y en el Begoña en 1964, en agosto, o sea que están a punto de cumplirse 50 años de aquello ¡Madre mía!
    El caso es que volviendo a Venezuela nos pilló en pleno océano un huracán en el Caribe, estuve investigando en Internet y me enteré que dicho huracán fue el Cleo, que azotó a muchas islas caribeñas ese agosto de 1964, devastando las isla Barbados, también la Florida en USA ¿Alguien sufrió también el mismo percance, lo vivió, tripulación o pasajeros? Recuerdo que aunque sólo era un niño, cuatro años, pasé mucho miedo.

  55. Hola, me gustaría saber de alguien que hubiera viajado en enero de 1963 de Caracas a Vigo o Coruña en el Monserrat o en el Santa María. gracias

    • Yo viajé en el Montserrat de Caracas a Vigo en 1963, pero no sabría decirte en que mes, era demasiado pequeño para saber la fecha, tres años apenas, aunque a pesar de mi corta edad me acuerdo del viaje. De todas formas me da la impresión de que no fue en enero del 63, sino entrado un poco más el año.

      Recibe un saludo cordial.

      F. Caz

    • Yo viajé como 3er. Oficial en el Montserrat durante los meses de Septiembre y Octubre de 1963, embarcando y desembarcando en Vigo.
      Saludos,
      Benito Junoy


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com. | El tema Pool.
Entries y comentarios feeds.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 174 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: