SOS de las Torres de O Arneiro

11 abril, 2008 de 7:30 pm | Publicado en Equipos de radiocomunicaciones | Deja un comentario

La Voz de Galicia

petición colectiva

Lanzan un SOS a la Xunta para que proteja las torres alemanas de Lugo

Uno de los radiofaros de la Segunda Guerra Mundial ya se desplomó y los radioaficionados dicen que otro peligra.

Autor:
Xavier Lombardero
11/04/2008

Radioaficionados de toda España abrieron una petición colectiva a la Xunta de Galicia para intentar que proteja los tres grandes radiofaros que el Tercer Reich alemán instaló en 1940 en la Terra Chá lucense como sistema de posicionamiento y localización de submarinos y aviones en el Atlántico. Las imponentes antenas de 112 metros, también conocidas como las antenas de Hitler o las torres de O Arneiro, son los últimos vestigios de un primitivo sistema de radiolocalización (predecesor del GPS) europeo, del que sacaron provecho igualmente los británicos para sus operaciones bélicas, y del que también formaba parte otra base similar en Sevilla. Esta desapareció y la de Cospeito lleva el mismo camino después de haber prestado servicio a la aviación civil hasta principios de los años setenta.

La calidad de construcción del sistema Elektra-Sonne enviado desde Alemania queda fuera de toda duda, pero tras el abandono, una de las torres -situada en A Graña (Abadín)- se vino abajo hace dos años y otra en Momán (Cospeito) muestra una peligrosa inclinación tras romperse uno de los vientos que la sujetan. Sus equipos electrónicos y generadores fueron saqueados hace años y ninguna administración parece hacerse cargo de ellas. Historiadores como Serafín R. Trashorras o radioaficionados intentaron llamar la atención sobre un patrimonio que, pese a los muchos años pasados desde su construcción por la Telefunken, todavía en 1997 sirvió para conectar por radio con Nueva Zelanda, a 17.000 kilómetros de distancia. Y el año pasado la Asociación de Radioaficionados Pórtico da Gloria realizó más de cien contactos en Europa en pocas horas. Se especuló con la posibilidad de hacer de ellas un museo de las comunicaciones, sin éxito.

La titularidad, clave

Nuevamente los radioaficionados -muchos visitan periódicamente O Arneiro – han lanzado un SOS a la Xunta para evitar que desaparezca una parte de la historia chairega. El ingeniero electrónico afincado en Madrid Justo Novo abrió una página en Internet a través de la que se reclama su conservación. Alguna misiva enviada a la Xunta fue respondida por el director xeral de Patrimonio Cultural, Felipe Arias Vila, buen conocedor de estas estructuras, pues dirigió durante muchos años el museo del castro de Viladonga, en la misma comarca luguesa.

Arias reconoce la desprotección y peligros que entrañan las moles de acero, y sabe del interés de un grupo de personas, en el que se encuentra el arquitecto Mario Crecente Maseda, por estudiarlas y rehabilitarlas. «Estamos en disposición de acometer su inclusión en el Inventario General de Patrimonio Cultural, bien directamente, bien a través de su inclusión en el catálogo del futuro planeamiento del Ayuntamiento de Cospeito», dice el director xeral en una respuesta del pasado 26 de marzo.

«En cuanto al peligro que su estado actual pueda suponer para personas y bienes, son sus propietarios ¿públicos? y subsidiariamente el Ayuntamiento los que deben tomar las medidas de señalización, vallado o protección que proceda para evitar riesgos, pues al no estar todavía inventariados, esta dirección general no puede acometer, desde el punto de vista legal y económico-administrativo, ninguna actuación al respecto, pese a los intereses que ofrecen estos elementos de la historia contemporánea y de arqueología industrial», añade en respuesta a un radioaficionado. Las torres no están balizadas para su localización nocturna.

Ver post “Los Radiofaros Consol”

Noticias posteriores relacionadas con la Torres de O Arneiro


Unas torres de radio similares a las de Lugo son monumentos en Suecia

Defensa y Presidencia de la Xunta salvarán las torres alemanas de Lugo.

¡Nos otorgan otro premio!.

8 abril, 2008 de 10:41 pm | Publicado en Premios | 10 comentarios

Javier que es un blogger amigo, tiene un magnífico blog dedicado a la notofília, artículos sobre el mar y, por qué no decirlo, adornado por su “flota” de hermosas sirenas que quitan el hipo. Se llama Navegante del Mar de Papel, siempre apoyando a sus compañeros, dejando comentarios, material para elaborar post y… hasta premios. Esta vez a través de su fotoblog Pontevedra, la ciudad olvidada me concede este premio que recibo agradecido y emocionado, es la I Entrega del Premio Dardo 2008 que es un galardón que se otorga como reconocimiento a los esfuerzos que cada blogger muestra cada día en su empeño por transmitir valores culturales, éticos, literarios o personales, etc...que en suma, demuestra su creatividad a través su pensamiento vivo que está y permanece, innato entre sus letras, entre sus palabras rotas”.

A mi me gustaría otorgarlo a otros grandes y entrañables amigos del ciberespacio que reunen todos estos valores y son estos 15 blogs.

  1. El Faro del Fin del Mundo
  2. Canal de CX9AAW
  3. OJOYAVIZOR
  4. Una mirada a la Ría de Vigo
  5. Donde el viento nos lleve
  6. Jon Kepa
  7. Mundo Marino
  8. Vida Marítima
  9. El mar és el camí
  10. Iranian Songs Translations
  11. Tugster: a waterblog
  12. Pajaritas
  13. Sirena Varada
  14. La Web de un Farero
  15. M@re Nostrum

Enhorabuena a todos y gracias por ocupar ese importante espacio con vuestros blogs únicos e irrepetibles como vosotros mismos.

Hundimientos de pesqueros gallegos durante la II Guerra Mundial

2 abril, 2008 de 9:08 pm | Publicado en Barcos, Batallas navales, Historia y Arqueología Marítima, Naufragios y accidentes marítimos | 1 comentario

Siempre tuve curiosidad por saber como se desarrolló la Primera y la Segunda Guerra Mundial en las costas españolas y especialmente en áreas marítimas tan sensibles como el Golfo de Vizcaya y Finisterre, patrulladas continuamente por buques aliados y del eje. A pesar de que España era una nación neutral o no beligerante, sus puertos sirvieron de refugio a buques de guerra, principalmente alemanes, y sus buques mercantes y de pesca fueron objeto de acciones bélicas.También se desarrolló una intensa actividad de espionaje por parte de las potencias directamente implicadas en los puertos de Vigo, La Coruña y Ferrol.

En este artículo que encontré buscando nombres de pesqueros gallegos hundidos durante la Segunda Guerra Mundial, ya que tenía referencias orales, sin datos concretos, ni nombres, ni cifras, solamente que algunos pesqueros fueron hundidos sin explicaciones aparentes y aquí se despeja esa incognita. Este fragmento forma parte del libro Galicia en guerra.

EL DESTRUCTOR “KITE” HUNDIÓ AL “VIRO”

La batalla de la flota gallega

Eduardo Rolland / VIGO

En 1943, la flota pesquera gallega entró en guerra. Pese a pertenecer a un país neutral, el mando aliado convirtió a los arrastreros en objetivo militar y dictó la orden de hundirlos para evitar que actuasen como espías del III Reich. Mientras se libraba la Batalla del Atlántico, entre los submarinos U-Boot del Almirante Doenitz y las escuadras internacionales, los pescadores se convirtieron en víctimas inocentes. El régimen de Franco ocultaba la realidad. Los diarios hablaban de accidentes por “golpes de mar”. Y no existe en Galicia constancia oficial de los hundimientos. Pero documentación hecha pública por la Royal Navy británica, junto a la Armada Canadiense, confirma los ataques. Al menos diez buques fueron bombardeados y hundidos durante la II Guerra Mundial.

A finales de 1942, los aliados dejaban claras sus intenciones. Aviones de la Real Fuerza Aérea británica (RAF) sobrevolaban la costa gallega, arrojando pasquines sobre los puertos. En los panfletos, se advertía a los marineros que no sacasen sus pesqueros a mar abierto, pues todo el litoral se consideraba zona de guerra. En los papeles amenazantes, se relataba que el Atlántico y el Cantábrico se habían convertido en el escenario de la batalla entre los aliados y los submarinos nazis. Nadie estaría a salvo navegando en esas aguas.

El historiador Fernando Patricio Cortizo, en su magnífica obra “Historia da costa galega e os seus naufraxios”, no logra hallar testimonios de buques hundidos. “Afortunadamente, no se conoce la pérdida de ningún pesquero gallego -escribe el autor- aunque fueron muchos los que estuvieron muy cerca, tanto que uno recibiría numerosos impactos de ráfagas de metralleta de un bimotor británico, al meterse involuntariamente entre la línea de tiro del avión y la de un sumergible recién localizado desde el aire por el Este”.

Hallar pruebas en Galicia es difícil. La censura franquista, acentuada por el conflicto bélico, hacía que los diarios limitasen sus informaciones sobre movimiento portuario, al punto de desaparecer en muchas fechas. Publicar qué buques y mercancías entraban en puertos neutrales como el de Vigo era una información bélica muy jugosa. Sin embargo, los datos llegan a través de los archivos militares de Inglaterra y de Canadá. Así, conocemos la operación que realizó el destructor canadiense Iroquois en julio de 1943, en la que fueron hundidos varios pesqueros.

Operación “Iroquois”

Acompañado por su barco gemelo Athabaskan, y el destructor polaco Orkan, el Iroquois patrulla el Atlántico frente a Galicia en busca de submarinos alemanes. El 21 de julio, el capitán del destructor canadiense escribe en su diario: “El Iroquois ve a un barco pesquero español hacia el este, de nombre Manolo, de A Coruña, y, siguiendo las instrucciones de hundirlo, lo hacemos, después de embarcar a su tripulación de catorce hombres”.

A la mañana siguiente, el Iroquois detecta a otro pesquero gallego. Es el Isolina, al que envía a cañonazos al fondo del mar. Un tercer barco, el Vivero, se hunde víctima de los obuses del destructor polaco Orkan.

“Estos barcos -explicaría el capitán del Iroquois- fueron hundidos en un área que había sido prohibida para ellos por el Almirantazgo varios meses antes, porque había buenas razones para creer que estarían menos interesados en la pesca que en la más probable ocupación del espionaje”.

La Armada canadiense justifica que, en los últimos meses, los pesqueros gallegos se adentraban en mar abierto, desoyendo las órdenes que figuraban en los panfletos que los aviones habían arrojado. Según los archivos de Canadá, la operación del 21 y 22 de julio de 1943 “fue la primera que se tomó en contra de ellos [los pesqueros gallegos] para cumplir las órdenes”. Y esa jornada fatal pudo ser peor, porque el capitán del Iroquois termina informando de que ha avistado “a otros muchos, más de quince pesqueros, pero no fueron molestados porque no estaban en una posición que perjudicase el éxito de nuestra operación [la caza de submarinos U-boot]”.

En las hemerotecas no aparecen reseñados los hundimientos, ya que apenas se ofrecía información sobre movimiento de barcos.

Además de la flota del Iroquois, otra escuadra aliada atacó a pesqueros gallegos durante el verano de 1943. En este caso, estaba formada por destructores de la Royal Navy británica. Integraban el convoy los buques Kite, Woodcock, Woodpecker y Wild Goose, cuatro destructores de última generación, construidos en astilleros del Reino Unido para hacer frente a los sumergibles de Doenitz.

Pero también los pesqueros gallegos pasaron a ser sus enemigos. El 22 de julio de 1943, el Woodcock encuentra faenando al pesquero gallego Europa 5, matriculado en Vigo. “El área era una de las señaladas por el Almirantazgo para uso de los neutrales bajo su propio riesgo”, escribe el capitán del buque. Así que se ordena abordar al arrastrero y se detiene a sus 17 tripulantes, que son embarcados en la flota aliada. Instantes después, el Woodcock dispara sus cañones contra el Europa 5 y lo hunde en el Atlántico.

En los días siguientes, los aviones de patrulla británicos, ayudados por torpederos anti submarino Liberator, localizan a nuevos pesqueros gallegos en su zona de acción. El capitán del Woodcock ordena a todos los destructores de la zona dirigirse al área de pesca, con órdenes de hundir a los barcos.

Se procede como contra el Europa 5, comenzando por un abordaje y deteniendo después a todos los tripulantes. Una vez embarcados en la flota aliada, los pesqueros son bombardeados y hundidos.

El Viro es enviado al fondo por el destructor Kite; el Montenegro, por el Wild Goose; el Buena Esperanza y el Don Antonio, por el Woodpecker; y el Comparrel, por el Woodcock. Que todos los barcos participasen en el hundimiento, hace sospechar que aprovecharon la operación para hacer ejercicios de tiro.

Un pesquero más, el Valterra se conserva y a él se traslada a todos los tripulantes detenidos, que serán luego desembarcados en puerto en España.

Tras la operación del verano de 1943, el mensaje de guerra aliado cala en los puertos españoles. No hay noticias de nuevos hundimientos. Sin quererlo, como víctimas inocentes, la flota pesquera gallega participó en la II Guerra Mundial.

Se temía que los pesqueros ayudasen a Hitler ganar la “guerra meteorológica”

El alto mando aliado temía que los pesqueros gallegos actuasen como espías de la armada nazi. Toda el mar desde cabo Ortegal hasta el Canal de la Mancha se convirtió en escenario de guerra, entre los submarinos U-boot y la flota internacional. Y los arrastreros podían facilitar mucha información a los sumergibles sobre tránsito de mercantes. Así que se decidió prohibirles salir a mar abierto. Ahora, se conoce que, además, cumplieron su amenaza y hundieron, al menos, a diez pesqueros.

Pero la inquietud sobre el espionaje no era la única razón para acabar con la flota gallega. Los aliados temían también que pudiesen ayudar a Hitler a ganar la “guerra meteorológica”.

Y es que, en una guerra, tan importante como las armas son los mapas. Y, sobre ellos, la información del tiempo. Una nevada o un temporal podían dar al traste con la operación mejor diseñada.

Así que uno y otro bando se esforzaron desde el comienzo de la II Guerra Mundial en lograr las predicciones meteorológicas más fiables.

En principio, los nazis instalaron bases meteorológicas permanentes en el Ártico, en Noruega y Groenlandia. La aviación enemiga pronto descubrió estos puestos avanzados y su acoso hizo imposible mantener la actividad.

Fue así como Hitler decidió emplear a pesqueros para recabar los datos del tiempo. Los barcos enviaban sus mediciones por radio, para que los meteorólogos de la Luftwaffe pudiesen hacer su trabajo.

Pero, tras interceptar numerosas comunicaciones, también los aliados descubrieron la estratagema y casi todos los pesqueros del Reich fueron hundidos por corbetas y destructores.

Es en este momento cuando el alto mando comienza a sospechar de los pesqueros españoles, que por su neutralidad podían transitar por los mares sin riesgo de ser atacados. Al tiempo, podían sumar a presuntas labores de espionaje la recogida de datos meteorológicos. Así, a finales de 1942 se da la orden de prohibir su salida al mar, bajo amenaza de hundimiento.

La “guerra meteorológica”, vital en toda campaña, condenó a los barcos gallegos.

Los buques que participaron en estos ataques corrieron diversas suertes.

kite.jpg

HMS KITE U-87

Hundido el 21 de agosto de 1944 alcanzado por dos torpedos lanzados por el submarino alemán U-344 en la posición 70.01N 003.57E.

hms_woodpecker.jpg

HMS WOODPECKER U-08

Fue torpedeado por el submarino alemán U-256 el 20 de febrero de 1944 en el Atlántico Norte en la posición 48.49n 022.11w. Se fue a pique mientras era remolcado a puerto el 27 de febrero de 1944.

 

iroquois2.jpg

HMCS IROQUOIS G-89

Retirado de servicio el 24 de octubre de 1962 y vendido para desguace en 1966.

athabaskan.jpg

HMSC ATHABASKAN G-07

Hundido en el Canal de la Mancha al NE de Ouessant por dos buques torpederos alemanes, el T-24 y T-27 en la posición 48.42,940n 004.31,485w. La explosión fue vista a 20 millas de distancia. 129 tripulantes se hundieron con el buque, 83 fueron rescatados del mar por los torpederos y hechos prisioneros. Otros 44 tripulantes fueron rescatados por el HMCS Haida.

wild-goose.jpg

HMS WILD GOOSE U-45

Desguazado el 27 de febrero de 1956.

hms-woodcock2.jpg

HMS WOODCOCK U-90

Desguazado el 28 de noviembre de 1955.

orp-orkan.jpg

ORP ORKAN G-90

Orkan significa Huracán en castellano. A las 07:05 horas del 8 de octubre de 1943 el buque polaco ORP Orkan fue alcanzado por un GNAT (German Navy Acoustic Torpedo) del submarino alemán U-378 mientras escoltaba al convoy SC-143 en el Atlántico Norte y hundido en pocos minutos en la posición 56.30n 026.26w. Un oficial y 43 marineros fueron rescatados por el destructor HMS Musketeer. 178 tripulantes polacos y 20 británicos se hundieron con el buque.

 

Crucero a bordo del M/V Zenith

1 abril, 2008 de 4:18 pm | Publicado en Barcos, Viajes | 3 comentarios

Esta es la otra cara de la moneda. El pasado día 10 de marzo embarqué en Barcelona para realizar un crucero de posicionamiento, el Rondó Veneciano. Fue una decisión de última hora, una oferta. Cuatro días antes de comenzar el viaje me encontraba en cama con un gripazo de aupa, fiebre, tos, etc. estuvo a punto de dar al traste con el proyecto, pero… resurgí cual ave fénix. Hacía bastantes años que no realizaba un crucero, la última vez fue a bordo del Don Juan, creo que fue el primer barco de una naviera española, Royal Hispania (filial de Trasmediterránea), dedicado exclusivamente a realizar cruceros.

La ruta me pareció interesante: Día 10, Barcelona. Día 11, navegación. Día 12, Civittavecchia (excursión a Roma). Día 13, Mesina. Dia 14, Corfú. Día 15, Dubrovnik y días 16 y 17, Venecia. Vuelo Venecia-Madrid incluido en el precio.

El buque Zenith es de la misma naviera que el Sky Wonder, Pullmantur Cruceros , tanto la navegación como las diversas escalas se realizaron según el programa previsto y no hubo ningún tipo de incidente. El tiempo estuvo fresquete y me quedé con las ganas de darme un chapuzón en la piscina aunque tuve la oportunidad de tomar el sol, eso si, bien abrigadito. Otra ventaja es que solo ibamos aproximadamente 650 pasajeros, la mitad de su capacidad, (casi tantos como tripulación) lo que redundó en comodidad, no me gustan las aglomeraciones. Ya se acabó y quedan un montón de bonitos recuerdos y anécdotas, habrá que ir pensando en realizar otro el próximo año bisiesto con la ayuda del FMI o de la Primitiva, esto de pagar por navegar, a los marinos no nos cuadra, va contra natura.

zenith3.jpg

M/V Zenith

  • IMO nr: 8918136
  • Nombre del barco: ZENITH
  • Indicativo: 9HXM8
  • Registro bruto: 47413 t.
  • Año de construcción: 1992
  • Bandera: Malta
crucero-rondo-veneciano.pps

« Página anterior

Blog de WordPress.com.
Entries y comentarios feeds.