La Armada Española afectada por la crisis

7 mayo, 2012 en 1:31 pm | Publicado en Armada Española, BPE JUAN CARLOS I, Marinas de Guerra | 3 comentarios

El diario “El País” se hace eco de los recortes presupuestarios, dentro del programa de reducción del déficit, que pueden afectar a varias unidades de la Armada Española.

Tras haber cerrado hospitales, eliminado la gratuidad de las recetas para los pensionistas, aumentado las tasas universitarias o elevado el número de alumnos por aula, la lucha contra el déficit amenaza ahora con dejar en dique seco algunos de los buques más emblemáticos de la Marina de guerra española.

El Cuartel General de la Armada está estudiando paralizar el portaaviones “Príncipe de Asturias”y dos de las seis fragatas de la clase Santa María (F-80) dentro de un drástico plan para ahorrar gastos de mantenimiento.

Técnicamente, se trata de dejar estos buques en “actividad restringida”, a la espera de que en el futuro sea posible recuperar su operatividad plena. Los expertos consideran, sin embargo, que se trata de un primer paso para su baja definitiva. Y ello por tres razones: porque no hay perspectivas de que la situación presupuestaria mejore a medio plazo, porque los barcos se deterioran con gran rapidez si no se utilizan y porque, debido a su antigüedad, su puesta a punto requeriría cuantiosas inversiones cuya rentabilidad resulta más que dudosa.

La decisión sobre el futuro del Príncipe de Asturias se tomará “al máximo nivel político”, según fuentes de la Armada, debido a su alto nivel simbólico. No es para menos: se trata del único portaaviones con el que cuenta España y, como tal, constituye un elemento disuasorio de primer orden. Su mera presencia en la proximidad de un escenario de conflicto, aunque sea en actitud pacífica y en aguas internacionales, constituye uno de los mensajes políticos más contundentes que pueden enviarse.

El Príncipe de Asturias (R-11) entró en servicio en 1988, por lo que en 2018 cumplirá tres décadas, que es el ciclo de vida habitual de un buque de guerra. A mitad del mismo, en 2003, estaba previsto someterlo a unas profundas obras de remozamiento y modernización; sin embargo, estas nunca se realizaron debido a su elevado coste, unos 400 millones de euros, por lo que el portaaviones arrastra cada vez más achaques y gran parte de sus equipos están obsoletos.

Aunque no se haya declarado oficialmente, su actividad está ya muy limitada y no participa en grandes maniobras multinacionales. Solo en ejercicios cerca de su base de Rota, como los que hizo en abril pasado en el golfo de Cádiz para que los pilotos de los aviones Harrier pudieran obtener su calificación.

Precisamente, el hecho de que en los próximos meses vaya a incorporarse definitivamente a la Armada el buque de proyección estatégica LHD Juan Carlos I, ahora en periodo de pruebas, hará menos imprescindible el Príncipe de Asturias. El LHD no es un portaaviones, pero dispone de una pista en cubierta para aeronaves, lo que permitirá a los pilotos realizar las pruebas necesarias para mantener su aptitud para el combate.

En todo caso, España no sería el primer país que se queda sin portaaviones. Un país de fuerte tradición bélica como Reino Unido no tiene ninguno desde que, a finales de 2010, se anunció el desguace del Ark Royal”, lo que ha obligado a pilotos británicos a entrenarse en el Príncipe de Asturias. También es cierto que la Royal Navy está construyendo dos portaaviones y ni los más optimistas creen que la Armada española encargue uno a medio plazo.

La razón estriba en su cuantioso coste. Solo mantener el Príncipe de Asturias cuesta unos 30 millones al año, y el presupuesto total de la Armada es de 903 millones, un 10% inferior al de 2011. El capítulo 2, que incluye el mantenimiento de buques, se ha reducido un 25% en los últimos cuatro años.

Ello ha llevado a la Armada a dar de baja este año el buque de desembarco Pizarro(que se compró de segunda mano a EE UU en 1995), la antigua corbeta Diana (lo que ha obligado a España a renunciar al mando rotatorio de la flota de cazaminas de la OTAN) y el patrullero de altura Chirleu (cuya actividad ha dejado de financiar la Secretaría General del Mar, del Ministerio de Agricultura). Además, según un portavoz de la Marina de Guerra, “se está realizando un estudio para evaluar los gastos de mantenimiento de cada uno de los buques. En función de sus resultados, se dará de baja o se pasará a actividad reducida alguno más”.

Fuentes: El País, ROMARIN, JORODMON y wikipedia.

Un hasta luego al Juan Carlos I

22 octubre, 2010 en 6:56 pm | Publicado en BPE JUAN CARLOS I | 4 comentarios

Así narraba la Voz de Galicia, en su edición del día 21 de octubre de 2010, la salida de Ferrol del LHD JUAN CARLOS I (L61) rumbo a su base en Rota.

Ferrol se ha despedido del megabuque Juan Carlos I. El mayor navío de la Armada abandonó ayer la ría local para emprender la navegación hacia su base de Rota. Salió de los muelles de Navantia en torno a las once de la mañana. Al lugar se desplazaron el almirante del Arsenal, Santiago Bolívar, y el comandante del Grupo de Acción Naval 1, Manuel Garat. Pocos minutos después salía ya entre los castillos de San Felipe y La Palma.

Pero no se trata de un adiós. Es más bien un hasta luego. ¿Motivo? Dos. El primero es que, tal y como adelantó ayer La Voz, estará en aguas cercanas hasta mañana, jornada en la que saldrá ya directo al sur del país. Y quizá deje ver todavía su mastodóntica estampa en el litoral local. Salvo imprevistos, eso sí, no volverá a atracar en la ciudad naval, sino que hará noche fondeado.

El segundo es que una unidad de estas características, durante su vida operativa, suele recalar en el Arsenal de la urbe en varias ocasiones con motivo, por ejemplo, de diferentes maniobras.

Lleva la marca de nacimiento de los astilleros de Navantia en la ría. De allí han salido su 230 metros de largo por 32 de ancho, su capacidad para llegar a transportar a 1.400 militares y su diversidad operativa: portaviones, buque anfibio, proyección de tropas, capacidad de asistencia a situaciones de emergencia humanitaria… Un gigante en toda regla. El 30 de septiembre, el día de su entrega a la Marina, la ministra de Defensa, Carme Chacón, lo calificó como «uno de los más avanzados del mundo». Por algo será.

Escaparate comercial

Se trata, además, de un gran escaparate comercial para Navantia. Está programado que el crucero de resistencia que realizará por aguas del Mediterráneo durante un mes y medio en el transcurso del próximo ejercicio sea aprovechado para enseñar el buque a aquellos países que ya han mostrado interés por este modelo, como es el caso de Turquía.

Se trata de una gran -en todos los sentidos- tarjeta de presentación para engordar la cartera de pedidos de la compañía pública.

Vídeo grabado el día 20.10.2010


Fuentes: http://www.lavozdegalicia.es y http://youtube.com/jorodmon

El “JUAN CARLOS I” entra en servicio en la Armada

30 septiembre, 2010 en 6:42 pm | Publicado en BPE JUAN CARLOS I, Marinas de Guerra | 2 comentarios

Con 230 metros de eslora, el buque de proyección estratégica reúne unas capacidades aeronavales y anfibias que suponen un destacable aumento de las posibilidades de proyección naval de España



La compañia de honores forma frente al BPE Juan Carlos I

S.M. el Rey ha presidido hoy en el arsenal de Ferrol el acto de entrega a la Armada española del mayor buque de su historia, el buque de proyección estratégica ‘Juan Carlos I’.

S.M. el Rey, junto a la ministra de Defensa, el Almirante Jefe del Estado Mayor de la Armada y el Almirante Jefe del Arsenal de Ferrol

A la ceremonia han asistido la ministra de Defensa, Carme Chacón, y el Almirante Jefe de Estado Mayor de la Armada, Manuel Rebollo, junto a otras autoridades civiles y militares entre las que destaca la embajadora de Australia en España.

S.M. el Rey hace entrega de la bandera al Comandante del "Juan Carlos I"

La firma entre el Almirante del Arsenal de Ferrol y el Director de Navantia, astillero constructor, ha certificado la entrega del buque a la Armada. Tras la entrada en servicio del primer buque de proyección estratégica español, la ministra de Defensa ha pronunciado una alocución ante los numerosos invitados y la dotación del buque formada en tierra. En sus palabras Chacón destacó que desde hoy, nuestra Fuerzas Armadas cuentan con uno de los buques de guerra más avanzados del mundo, y subrayó su capacidad y gran versatilidad para adecuarse a distintas misiones.

A continuación, su Majestad el Rey ha entregado al Comandante del buque una bandera de España que, tras el embarque de la dotación a bordo del ‘Juan Carlos I’, se ha izado por primera vez en el buque.

Las misiones del ‘Juan Carlos I’ son la de transporte, desembarco y apoyo en tierra a una fuerza de Infantería de Marina, la de proyección y empleo de fuerzas, la capacidad de operar como plataforma aeronaval y las operaciones no bélicas como las de ayuda humanitaria en catástrofes o la evacuación de personal civil en zonas de crisis.

El nuevo buque supone un destacable aumento en la capacidad de proyección anfibia de la Armada para desplegar, dentro y fuera de nuestras fronteras, una fuerza naval integral (lanchas de desembarco, Infantería de Marina, unidad de buceadores, aviones, helicópteros, etc.). Aporta además una autonomía logística que permite el sostenimiento de la misión desde la mar con el mínimo despliegue logístico en tierra.

El ‘Juan Carlos I’ es el resultado de los años de experiencia de la Armada operando unidades con capacidad aeronaval y anfibia; en él confluyen la experiencia humana y técnica del portaaviones ‘Príncipe de Asturias’ y de los buques de asalto anfibio clase ‘Galicia’ que tan buenos resultados están dando en su vida operativa.

Construido por los astilleros de Navantia, en él han trabajado más de 4.000 empleados y 33 empresas auxiliares lo que ha supuesto 6,5 millones de horas de producción y 850.000 de ingeniería.

Foto de familia a bordo del buque.

A partir del diseño del ‘Juan Carlos I’, Navantia ha firmado con la Marina Australiana un contrato para la construcción de 2 buques similares, y lo ha presentado en diferentes concursos internacionales, despertando un gran interés.

Fuentes: Ministerio de Defensa.

Desde este blog he realizado un seguimiento del BPE Juan Carlos I, desde que los primeros bloques fueron puestos en grada, seguido por la botadura, pruebas de mar, y por fin su entrega a la Armada.

Estas son las últimas fotos que llegaron a mi poder y que corresponden a su etapa de pruebas de mar.


Atracado en el Arsenal de Ferrol

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com. | El tema Pool.
Entries y comentarios feeds.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 169 seguidores